Alemania se hace con el control de la filial de Gazprom para proteger el suministro de gas

5-4-2022. La energía se ha convertido en un arma de guerra en el conflicto por el que Rusia quiere someter a Ucrania. Tanto es así que Alemania ha tenido que tomar medidas drásticas, excepcionales y antimercado, tomando el control de la filial del grupo Gazprom Germania para evitar el desabastecimiento de gas y proteger su industria estratégica.

Para ello, el Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania ha designado a la Agencia Federal de Redes como fideicomisario del grupo de la filial rusa en el país.


Esta acción se produce en respuesta a las "relaciones jurídicas poco claras" y "la violación de la obligación de informar en virtud de la Ordenanza de pagos y comercio exterior". Se refiere a los intentos de la matriz por vender la filial a otras sociedades con sede en San Petersburgo, con el objetivo de evitar la expropiación de Berlín.

"La disposición de la Administración del fideicomiso sirve para proteger la seguridad y el orden público y para mantener la seguridad del suministro. Este paso es obligatorio", ha declarado el ministro federal de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck.

El objetivo es garantizar el suministro de gas durante los próximos meses. Berlín se aprovecha del hecho de que Gazprom Germania opera una infraestructura crítica y, por tanto, cualquier adquisición por parte de un país no perteneciente a la UE debe ser aprobada por el Gobierno.

Una de las principales preocupaciones para el país teutón es que no está claro quién se encuentra financiera y legalmente detrás de JSC Palmary y Gazprom Export Business Services, las compañías que buscaban hacerse con la filial germana. "Además, el adquirente ordenó la liquidación de Gazprom Germania, lo que no es legal mientras no se apruebe la adquisición".

Desde el Ministerio insisten en que esa aprobación no se ha llevado a cabo, por lo que la adquisición está pendiente de nulidad.

En respuesta, Alemania ha llevado a cabo un proceso de revisión de inversiones y ha establecido a la Agencia Federal de Redes como fideicomisario durante un período transitorio. "Esto asegura que el derecho a la auditoría pueda ejercerse de manera efectiva y que no se creen hechos consumados, hechos ilegales".

"El Gobierno federal está haciendo todo lo necesario para garantizar la seguridad del suministro en Alemania. Esto también significa que no sometemos las infraestructuras energéticas en Alemania a decisiones arbitrarias del Kremlin", ha asegurado Habeck.

1 visualización0 comentarios