Ambicioso plan de negocios de CaixaBank, con el foco en el cliente y en la rentabilidad

17-5-2022. Seguir elevando la calidad de servicio al cliente, impulsar el crecimiento del negocio, fortalecer el liderazgo en el segmento de particulares, convertirse en el primer banco de más empresas y consolidarse como referente en sostenibilidad del mercado europeo son los grandes objetivos de CaixaBank en su nuevo Plan Estratégico 2022/2024.


Con esta nueva hoja de ruta para el próximo trienio, CaixaBank pretende generar "una rentabilidad atractiva" para los accionistas apoyada en un aumento de los ingresos y unos costes neutralizados tras la reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia.

El Plan tiene como objetivo para finales de 2024 una generación de capital de aproximadamente 9.000 millones de euros, cuantía que incluye los 1.800 millones de la recompra de acciones que se repartirán este año, los dividendos y el capital CET1 por encima del 12%.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha señalado que el Plan Estratégico “pone el foco en el cliente, en desarrollar las mejores propuestas ofreciendo una excelente calidad de servicio. Con el lema ‘Cerca de nuestros clientes’ queremos enfatizar la cercanía como la característica diferencial en la forma de relacionarnos con ellos”.

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha destacado que “nuestros objetivos para los próximos tres años se centran en impulsar el crecimiento de nuestros ingresos; mantener y seguir potenciando el mejor modelo de relación omnicanal con nuestros clientes; y consolidar a CaixaBank como el grupo financiero de referencia en Europa por nuestro compromiso social y medioambiental”.

CaixaBank ha subrayado que el nuevo Plan mantiene su compromiso con la sociedad, con un modelo de banca único, y con el objetivo de ofrecer "el mejor servicio a cada perfil de cliente" para aportar soluciones en todos los ámbitos, promover la inclusión financiera y liderar el impacto social positivo.

En su primer Plan Estratégico tras la integración de Bankia, la entidad ha indicado que afrontará este período desde un "excelente punto de partida", como banco líder en España, con mayor escala, con una estructura más sencilla y más sólida, y con un "significativo potencial de rentabilidad" en un contexto en el que quedan atrás los tipos de interés negativos.

En España, el Plan plantea fortalecer el liderazgo en el mercado de particulares elevando la penetración de productos y servicios de la base de clientes y evolucionando la oferta para dar un salto en la construcción de las experiencias de los clientes, con el impulso de ecosistemas específicos como el sénior, MyHome y Wivai.

Para ofrecer la mejor experiencia del cliente, CaixaBank ha explicado que consolidará el modelo de oficina Store en la red urbana; se mantendrá la presencia en la red rural, y se potenciará la atención remota (inTouch) y digital (Now, imagin) para impulsar la captación y ventas digitales en retail y empresas.

En la transición energética de empresas y particulares, CaixaBank quiere movilizar 64.000 millones de euros en financiación sostenible, a través del impulso de varias iniciativas centradas en la oferta de productos, el asesoramiento ASG, la concienciación y la formación.


Previsiones de rentabilidad de CaixaBank con la morosidad bajo control

Los planes incluyen un avance de los ingresos a un ritmo de alrededor del 7% entre 2022 y 2024, gracias al alza que registrarán los ingresos por la actividad de seguros (+10%) y una evolución moderada de las comisiones (+2%). Con ello, el margen de intereses subirá un 8% apoyado en el nuevo entorno de tipos de interés.

La rentabilidad (ROTE) se situará por encima del 12%, lo que supone prácticamente duplicar los actuales niveles. Todo ello permitirá "mejorar de manera consistente" su ratio de eficiencia hasta situarla por debajo del 48%, desde el 58% en que se encontraba a cierre de 2021, ha explicado el banco.

El control de la morosidad es otro de los pilares en los que se asienta el Plan Estratégico de CaixaBank para los próximos ejercicios. De esta forma, la ratio de morosidad descenderá por debajo del 3% al finalizar el ejercicio 2024, ha anticipado.

El banco mantendrá un “pay out” superior al 50%

Por el lado de la solvencia, CaixaBank tiene como objetivo situar el capital de máxima calidad CET1 en el rango entre el 11% y el 12%.

Asimismo, uno de los objetivos principales de la entidad para este trienio es "aplicar una atractiva política de remuneración a los accionistas". Su previsión es generar alrededor de 9.000 millones de capital. En esta cuantía se incluyen los dividendos (con un 'pay out' superior al 50%), la entrega de 1.800 millones correspondientes al plan de recompra de acciones anunciado hoy y el exceso de capital sobre el 12%.

CaixaBank ha subrayado que esta estrategia de retribución a los accionistas revierte directamente a la sociedad, dado que el 30% de las cuantías repartidas las ingresa la Fundación 'la Caixa' -cuyo presupuesto en 2021 fue de 510 millones-; otro 16% va a parar al Estado, a través del FROB, y otro 28% a los casi 646.000 pequeños accionistas a 31 de marzo.

1 visualización0 comentarios