Berkeley, los inversores especulan con un giro de estrategia del Gobierno con la energía nuclear

21-3-2022. Berkeley se ha convertido en el gran protagonista del mercado continuo español en este mes de marzo, multiplicando por más de dos su precio. Una escalada que tiene preo­cu­pados a las autoridades regulatorias, tanto de España como de Australia, donde cotiza la compañía.


Tanto es así que el grupo minero se ha visto obligado a dar explicaciones tras ser requerida para por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), así como por la Bolsa de Australia (ASX), para aclarar los recientes movimientos de sus títulos.

En este sentido, el grupo minero ha asegurado no tener “conocimiento de ninguna información que no haya sido anunciada y que, de ser conocida, pudiera ser una explicación de la reciente negociación de valores de la sociedad tanto en precio como en volumen".

Berkeley ha achacado las especulaciones sobre el auge de la energía nuclear, que la compañía desarrolla, para apoyar la independencia energética de Europa provocada por la actual crisis energética como posible motivo fundamentar de estos avances.

“La invasión de Rusia en Ucrania”, apunta la compañía en su comunicado, “así como los altos precios actuales de la energía en Europa, especialmente en España, donde los precios de la electricidad al contado han aumentado significativamente, se han publicado artículos en la prensa española y europea en los que se habla de la energía nuclear como una alternativa viable para disminuir la dependencia de Europa de la energía rusa".

Eso supondría un giro estratégico del Gobierno español respecto a la mina de uranio que Berkeley quiere explotar en Retortillo, Salamanca, cuya autorización fue denegada el pasado mes de noviembre.

Una posibilidad muy lejana teniendo en cuenta la posición contraria mostrada por el actual Ejecutivo hacia la energía nuclear. No obstante, la decisión de la Unión Europea de considerar la energía nuclear como energía limpia podría haber abierto la puerta a un posible cambio de opinión.

De producirse, la cotización de Berkeley podría verse impulsada más allá de los dos euros, según los más optimistas, cuando en la actualidad cotiza en 0,32 euros por acción. Razón más que suficiente para algunos para asumir el alto riesgo.

1 visualización0 comentarios