Continúa la letanía de peores previsiones macro económicas

12-4-2022. Cada vez son más numerosos los expertos que advierten sobre el riesgo cierto de un severo deterioro de la actividad económica en España. Los analistas de BBVA Research han recortado de forma importante sus previsiones. Esperan un aumento del PIB del 4,1 por ciento este año y del 3,3 en 2023, lo que supone reducir sus expectativas en 1,4 y 1,6 puntos, respectivamente. El impacto de la guerra en Ucrania, las sanciones a Rusia y el aumento de la inflación justifican estas peores proyecciones.


No ha sido el único servicio de estudios que ha podado sus previsiones. Los analistas de Caixabank han rebajado sus previsiones de crecimiento para la economía española en este año hasta el 4,2 por ciento, frente al 5,5 de su previsión anterior. Caixabank espera una tasa de inflación del 6,8.

La Airef, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, ha recortado dos puntos su estimación de crecimiento del PIB, hasta el 4,3 por ciento en el año en curso. Espera, además, una inflación media del 6,2 por ciento este año. Por su parte, el Gobierno de Italia ha rebajado sus previsiones de crecimiento del PIB en 1,6 puntos, hasta al 3,1 por ciento. La economía italiana puede haberse contraído ya en el primer trimestre. El dato definitivo se conocerá a finales de mes.

Hace poco el Banco de España ha rebajado su estimación de crecimiento del PIB en este año, hasta el 4,5 por ciento, mientras ha elevado drásticamente su previsión de inflación hasta el 7,5 por ciento, frente al 3,7 que pronosticaba en su informe anterior. El Ejecutivo, por su parte, prepara también su revisión del cuadro macro económico. Seguramente también rebajará su previsión de crecimiento y aumentará la de inflación.

Mientras tanto, los analistas del Deutsche Bank han reducido en dos puntos y medio sus previsiones de crecimiento del PIB español en el año en curso. Hace poco más de tres meses el banco alemán esperaba un crecimiento del PIB español de un 6,3 por ciento.

Ahora sitúa su previsión en el 3,8 por ciento. Para 2023 espera un crecimiento de la economía española de un 1,9 por ciento. Para el conjunto de la zona euro el DB estima un aumento del 2,8 por ciento este año, frente al 4,6 que manejaba hace tres meses, con un crecimiento del 2,2 por ciento en el año 23.

También ha rebajado sus previsiones para Alemania (hasta el 4,8 por ciento), para Italia (3,2) y para Francia (3 por ciento). Deutsche Bank constata que el conflicto en Ucrania ralentizará la actividad económica de toda Europa por los mayores costes de la energía y por el menor poder de compra de los hogares debido a la creciente inflación.

Bajo riesgo de estanflación

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros, Funcas, ha recortado su previsión de crecimiento de la economía española en este año desde el 5,6 hasta el 4,2. La inflación puede aumentar hasta una media del 6,8 por ciento, cuando en sus anteriores previsiones esperaba un 4,6 por ciento.

La renta disponible de los hogares españoles se reducirá este año en 16.700 millones de euros, según las cifras que maneja Funcas. Pero no esperan estanflación, ya que la economía española no entrará en contracción en ninguno de los trimestres del presente ejercicio.

3 visualizaciones0 comentarios