Cuarenta y dos galones de líquido negro y viscoso... y el burro del gitano

Actualizado: 21 ene

La economía mundial, pese al pandemia, continúa recuperándose, así que sigue creciendo la demanda de crudo y de carburantes. Mientras tanto la oferta aumenta casi con cuentagotas. Los países productores integrados en la OPEP están incrementado sus exportaciones a un ritmo muy lento, lo que provoca esta tensión sobre los precios. El último informe de la OPEP habla de un progresivo aumento de la demanda mundial de crudo y carburantes. Cree que la demanda superará este año los cien millones de barriles diarios, con lo que recuperaría los niveles anteriores a la pandemia.


El barril de crudo del Mar del Norte, el que se utiliza como referencia en Europa, se codea ya con los 88 dólares por barril. Es su precio más alto de los últimos siete años. Hace solo tres semanas no superaba los 80 dólares y hace un año apenas rebasaba los 50. La escalada ha sido vertical.


Se dejará notar sobre la inflación, sin duda. Una inflación que en España ya se encuentra en un incómodo y peligroso 6,5 por ciento. En todas partes cuecen habas. En Alemania se ha ido hasta el 5,7 y en el Reino Unido al 5,4. Y lo que te rondará, morena. Ir a la gasolinera va a convertirse en una odisea al alcance solo de los más adinerados. Y subirán todos los bienes y servicios.


La inflación, un reto para las clases medias y bajas


Así que también llenar la cesta de la compra se va convertir en todo un desafío diario para buena parte de la población. Los más irreverentes recuerdan aquello del burro del gitano, que cuando le había enseñado a no comer... el pobre jumento se murió.


Pesa además la mayor crispación geopolítica entre Rusia y Ucrania, así como el aumento de la tensión en Oriente Medio. Nadie olvida que Rusia es uno de los grandes productores de oro negro del mundo. El periódico estadounidense New York Times asegura que los funcionarios rusos están abandonando o han abandonado ya la embajada de Kiev, lo que se interpreta como una mayor tensión prebélica en la zona.


Ni Europa ni Estados Unidos descartan la posibilidad de una inminente invasión de Ucrania. De producirse se abriría la caja de los truenos en el mundo mundial y en los mercados financieros.


En el Golfo Pérsico ha generado preocupación el ataque de Yemen con drones a instalaciones de almacenamiento de petróleo en la afueras de Abu Dabi. Entre unas cosas y otras, el petróleo se ha ido hasta las nubes.


El precio del crudo podría alcanzar los 100 dólares este año


Los analistas del banco de negocios Goldman Sachs esperan verlo a cien dólares por barril este mismo año. Otros analistas coinciden también con esta proyección. Y la verdad es que al ritmo que va no es una predicción demasiado alejada de la realidad. El barril, que contiene 42 galones, es decir unos 158 litros de petróleo crudo, ha subido un 12 por ciento en lo poco que va de año.

10 visualizaciones0 comentarios