De Inditex a Nyesa, las empresas españolas que más pierden con el conflicto en Ucrania

Actualizado: 9 mar

8-3-2022. Ante la situación generada por la invasión de ucrania, Inditex ha optado por suspender temporalmente su actividad en las 502 tiendas (de las cuales, 86 son Zara) y en el canal online en Rusia. La firma de moda ha asegurado que en las circunstancias actuales no puede garantizar la continuidad de las operaciones y de las condiciones comerciales en la Federación Rusa.

Rusia constituye alrededor del 8,5% del Ebit global del grupo. Todas las tiendas operan en régimen de alquiler, por lo que la inversión no es relevante desde el punto de vista financiero. En cualquier caso, Inditex sigue teniendo como prioridad su plantilla de más de 9.000 personas, con las que va a desarrollar a partir de este momento un plan especial de apoyo.

Pese a que su actividad en el país no supondrá un severo impacto en sus cuentas, la cotización de Inditex se ha resentido fuertemente en los mercados financieros, pues es probable que sí tenga un mayor impacto por la vía del consumo si se deteriora la economía en los próximos meses.


Nyesa, la más perjudicada por la invasión rusa

La situación bélica también ha generado efectos adversos en otros valores como IAG, ante el cierre del espacio aéreo ruso, o las hoteleras, algunas por sus intereses allí y otras por la probable caída de la demanda.

Pero quizás uno de los valores españoles con mayores intereses en Rusia y que más puede ver afectadas sus cuentas sea Nyesa. El grupo inmobiliario ya habría estado sufriendo en sus cuentas de 2021 el desplome del rublo. No hay que olvidar que más del 60% de sus ingresos proceden de su filial rusa Marma.

Así lo ha reconocido la propia compañía en un escrito enviado a sus accionistas. En el que achacan a la invasión como responsable de las últimas caídas en Bolsa, junto a las ventas de antiguos accionistas que, según ellos, están aprovechando la reflotación de la estructura y de los objetivos para vender. Una misiva que ha generado fuerte indignación entre algunos de sus accionistas con los títulos en mínimos históricos.

Máxime tras analizar las cuentas correspondientes al 2021 en las que han presentado un beneficio de 9,8 millones de euros. Una cifra que apuntan los más críticos se ha producido por los resultados financieros positivos de más de 14 millones de euros tras la ampliación de capital, pero que en realidad no hacen más que poner en evidencias la difícil situación del grupo inmobiliario.

Durante el año pasado, la actividad del grupo se ha focalizado en España y Rusia. En este periodo las principales fuentes de ingresos del Grupo han provenido de formalizaciones de venta de 5 unidades inmobiliarias finalistas; las rentas obtenidas por arrendamientos de bienes de inversión nacionales por importe de 783.000 euros y los ingresos provenientes de la filial rusa Marma por arrendamiento de naves industriales por importe de 1,6 millones de euros.

En total, el importe neto de la cifra de negocios ha ascendido a 2,7 millones de euros, con un resultado de explotación negativo de 4,5 millones de euros. Algo completamente insostenible y más si se ven bloqueados los ingresos en Rusia.

No hay que olvidar que los gastos de estructura en 2021 se han elevado por encima de los 4 millones de euros, incluidos los gastos de personal por importe de 1,8 millones donde también se incluyen las remuneraciones de los consejeros.


El Grupo Nyesa al cierre del período el 31 de diciembre de 2021 se encontraría en causa de disolución en los términos previstos em la Ley de Sociedades de Capital. No obstante, el encontrarse en fase de cumplimiento de convenio de acreedores supondría una excepción al deber de los administradores de promover la disolución. En cualquier caso, la normativa concursal es clara y contempla el deber de instar la liquidación cuando se conozca la imposibilidad de atender las obligaciones económicas comprometidas.

Y el conflicto provocado por Rusia sitúa a esta sociedad entre las más comprometidas del mercado español.

52 visualizaciones0 comentarios