De los cisnes negros a las criptodivisas, sin solución de continuidad

Un reciente informe elaborado por el investigador libanés Nassim Taleb, el autor del conocido libro sobre los llamados “cisnes negros” en los mercados financieros (“El cisne negro, el impacto de lo altamente improbable”) recuerda el peligro que entrañan aquellos acontecimientos inesperados e impredecibles que generan graves consecuencias a escala mundial.

Por ejemplo, los atentados del 11-S de 2001 en Estados Unidos o la actual pandemia de coronavirus. Los últimos cisnes negros son la aparición de la pandemia de coronavirus y, más recientemente, el incremento exponencial de la tensión en la frontera entre Rusia y Ucrania.



De paso, Taleb aprovecha para darle un coscorrón al mercado de las criptomonedas. Sin pelos en la lengua. Asegura que no valen nada y que tampoco tiene utilidad real la tecnología blockchain en la que se basan. Considera que el bitcoin es una burbuja, ya que no es una auténtica moneda, no tiene valor ni a corto ni a largo plazo, no ofrece cobertura fiable contra la inflación y no es un refugio seguro. Y se ha quedado más ancho que largo.

Cada vez este mercado se enfrenta a más palos en la rueda. Las grandes gestoras españolas de fondos de inversión no tomarán posiciones en criptodivisas, a pesar de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha abierto la puerta a que puedan hacerlo.

Las gestoras de los grandes bancos consideran que los criptoactivos se encuentran todavía en fase muy temprana de su desarrollo y todavía hay mucha incertidumbre. En los últimos meses han caído mucho y muy deprisa estos activos. El valor de las criptomonedas existentes ha pasado en un visto y no visto de más de dos billones de dólares a menos de un billón.

Las autoridades buscan poner puertas al campo de las crypto

China ha tomado medidas contra la minería de las criptodivisas al tiempo que ha prohibido las operaciones financieras con bitcoins. También la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo quieren endurecer la regulación de las “criptos”.

Los expertos que aseguran que los criptoactivos todavía están muy lejos de convertirse en una forma eficiente de pago debido a su volatilidad y a su alto grado de especulación. La Reserva Federal va a tomar medidas para regular los criptoactivos ya que generan más riesgos que ventajas para los usuarios y para el sistema financiero en general.

Además, tanto el Tesoro de Estados Unidos como el Banco Central Europeo han advertido sobre el posible uso de las criptomonedas para transacciones ilícitas, como lavado de dinero o financiación de actividades terroristas.

El BCE apuesta por una regulación global para las criptodivisas, así como por actuaciones coordinadas en todo el mundo para evitar que estos activos se utilicen para fines ilegales. Aun así, según una encuesta recientemente publicada, los inversores esperan ver al bitcoin a 55.000 dólares a la vuelta de seis meses y a 100.000 a medio o largo plazo. Hoy se paga a 38.000. Tengan cuidado ahí fuera.

2 visualizaciones0 comentarios