Deflactar el IRPF de la inflación, una solución bien vista por los técnicos de Hacienda

21-4-2022. La escalada de la inflación está poniendo en riesgo la capacidad adquisitiva de las clases medias y bajas en España. Eso está desatando una oleada de propuestas y contrapropuestas desde las altas instancias políticas. La búsqueda de una solución que se antoja complicada y que tiene muchas aristas.

En este tira y afloja, los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, han avalado la propuesta para deflactar el IRPF realizada por el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ante el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

Dicha medida estaría destinada a evitar que los contribuyentes deban pagar más impuestos sin haber incrementado su poder adquisitivo como consecuencia del aumento de la inflación acumulada en los últimos años.

No obstante, a su juicio, debería ir acompañada de un aumento de la tributación para rentas y patrimonios altos, así como para los beneficios de las grandes empresas que no se hayan visto afectadas por la crisis; en línea con las posturas de organismos como el FMI o la OCDE.

En cuanto a la deflactación, Gestha propone acordar las escalas estatales y autonómicas de la base liquidable general y del ahorro, así como los mínimos personales y familiares estatales, según la estimación de la inflación media acumulada de 2021 y 2022, y con efectos retroactivos al primero de enero para que también beneficie a los herederos de quien pueda fallecer en este año.

Los técnicos consideran que esta fórmula para rebajar el peso contributivo de las clases sociales más vulnerables debe acompañarse con nuevos tramos en las escalas estatal y autonómica de la base liquidable general y del ahorro vigentes.

Lucha contra la economía sumergida y el fraude fiscal

En los ámbitos autonómicos, Gestha defiende la deflactación de las escalas autonómicas del IRPF y los mínimos personales y familiares autonómicos según la estimación de la inflación media acumulada de 2021 y 2022, con efectos retroactivos al 1 de enero, en ejercicio de la corresponsabilidad fiscal de los Gobiernos autonómicos.

Sin embargo, los técnicos rechazan una rebaja generalizada de impuestos, teniendo en cuenta el aumento del gasto público para atender a los ciudadanos y empresas más afectadas por la guerra en Ucrania; advirtiendo del impacto que podría provocar en términos de déficit y deuda. En este sentido, algunos economistas creen que la bajada de impuestos se podría ver compensada por el ajuste del gasto no productivo y poco responsable.

En cualquier caso, los técnicos de Hacienda reiteran la urgencia de reforzar la lucha contra la economía sumergida y el fraude fiscal, así como de fortalecer el control del gasto público y de mejorar su eficiencia para evitar escándalos como el de las comisiones en contratos de las administraciones públicas: labores en torno a las que se muestran dispuestos a asumir más competencias y responsabilidades.

0 visualizaciones0 comentarios