• EA

El autoconsumo de energía se ha convertido en una pieza clave para el crecimiento de Aena

7-4-2022. El gestor de los aeropuertos españoles, Aena, se ha fijado el año 2026 como tope para conseguir el abastecimiento total de su red de infraestructuras de fuentes renovables. Una apuesta por la sostenibilidad que está permitiendo a la cotización del grupo mantener una ligera rentabilidad en el año en bolsa, a pesar del temor a una caída de la demanda por las subidas de precios.

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

Con el objetivo de acelerar su proceso de emisiones cero, Aena puso en marcha en 2020 el Plan Fotovoltaico, uno de sus proyectos más ambiciosos. Integrado en su Plan de Acción Climática, este proyecto tiene como meta alcanzar el 100% en abastecimiento de su red de aeropuertos de fuentes renovables en 2026.

El grupo busca alcanzar una producción de 950 GWh/año de energía renovable equivalente al consumo de 295.000 hogares/año y una inversión de más de 350 millones de euros para lograr su absoluta independencia de las energías contaminantes.

El plan se llevará a cabo mediante la progresiva incorporación de instalaciones fotovoltaicas en sus aeropuertos. Este esfuerzo permitirá a Aena situarse como "líder entre los aeropuertos europeos por producción de energía renovable para infraestructuras aeroportuarias". De hecho, según la compañía este plan "es único en el sector tanto por la potencia instalada, como por la superficie en nuestras instalaciones que abarcará más de 720 hectáreas".


El grupo San José construirá la planta solar en Barajas

Dentro de este plan, el consejo de administración del gestor de los aeropuertos españoles ha adjudicado la construcción de la planta solar fotovoltaica del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas al grupo San José.

Un contrato cifrado en 99,11 millones de euros y con un plazo de ejecución de 50 meses. Consistirá en el diseño, ejecución y puesta en marcha del parque solar fotovoltaico del aeropuerto, que contará con una potencia pico de 142,42 MWp y una potencia nominal de 120 MWn,.

En concreto, esta planta se convertirá en una de las instalaciones de producción de energía renovable de mayor potencia en el sector aeroportuario del mundo y supondrá cerca de una cuarta parte de las instalaciones fotovoltaicas en la red de aeropuertos de Aena.

Las instalaciones ocuparán una superficie equivalente a 353 campos de fútbol y se ubicará en diferentes parcelas dentro de los terrenos del aeropuerto. Cabe destacar que sus más de 235.000 módulos fotovoltaicos generarán una energía de 212 GWh anuales, lo que supone el consumo medio de 65.000 hogares al año.

Pese a todo, los analistas de Deutsche Bank creen que los riesgos actuales de la economía, con los altos precios del combustible, volverá a poner en jaque a los aeropuertos por la menor demanda. Por este motivo, la firma ha recortado el precio objetivo de Aena de 174 a 160 euros por acción.

Con todo, esta valoración todavía se sitúa muy por encima de su actual cotización de mercado en 145 euros por lo que ha reiterado su recomendación de comprar.

0 visualizaciones0 comentarios