El Banco Central del Mundo o por qué vivir ya no es tan bello

Actualizado: 17 mar

16-3-2022. Quizá alguien se sorprenda al saber que el activo financiero considerado como el más seguro del mundo no es sino la deuda soberana de los Estados Unidos de América. En estos días, a partir de la invasión de Ucrania, podemos comprobarlo con facilidad: el dólar se aprecia, se dispara la demanda de Bonos del Tesoro norteamericano y, por tanto, se hunden los rendimientos (lo intereses) de estos bonos.


Ante la guerra, los inversores apuestan por el dólar. Pero, todavía hoy, la mayoría de la deuda mundial está denominada en dólares, por lo que un dólar fuerte, apreciándose con respecto a las demás monedas, perjudica seriamente la salud de los países y las grandes empresas más endeudadas.


Esta, y no otra, fue una de las causas del hundimiento de la economía en 2008 y también tuvo su peso en el derrumbe de 2020, con ocasión de la covid. Sin embargo, en 2022, guerra de Ucrania incluida, el impacto de esta “subasta del dólar” está resultando relativamente leve. Veamos por qué:


Desde marzo de 2020, los Bancos Centrales han emitido, como “moneda caída del cielo”, un total de 9,1 billones de dólares, es decir, el 11% del PIB mundial. Adicionalmente, se han establecido “líneas de canje” entre la Reserva Federal y los cinco mayores bancos centrales del mundo, que permite a estos cambiar sus monedas por dólares de forma instantánea. Aún más, se han establecido “líneas de crédito” de la FED con los 80 mayores bancos centrales del mundo, por el que estos pueden pedir préstamos en dólares.


La Reserva Federal del Mundo


Aún más, los bancos comerciales, todos con sus coeficientes de reservas fraccionarias, ahora disponen de un nuevo mecanismo para prevenir la “carencias de efectivo” (¡Qué bello es vivir!), que ya no depende de los préstamos interbancarios. Existe lo que se denomina “mercado de repos” (“repo market”), en el cual, los bancos y las grandes empresas se prestan, y toman prestado entre sí, por un valor de 2,5 billones diarios, utilizando Bonos del Tesoro de EEUU como garantía.


Sí: han leído bien. “Dos coma cinco billones de dólares diarios”: es decir, 1.000 millones a la hora, o 17 millones al minuto o, finalmente, 30.000 dólares por segundo. Todo ello, respaldado por bonos del Estado y con la Reserva Federal actuando de prestamista de último recurso de todos los bancos centrales que, a su vez, son los prestamistas de último recurso de todos los bancos comerciales del mundo. Yo diría que ya se ha establecido, firmemente, el Banco Central del Mundo.

13 visualizaciones0 comentarios