El barril de petróleo se marea en la montaña rusa

17-3-2022. El petróleo del Mar del Norte se ha negociado en las últimas horas por debajo de los cien dólares por primera vez desde la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero. Es su precio más bajo, o menos caro, de las ultimas dos semanas. Hace siete días rozaba los 140. También es verdad que hace un año el petróleo apenas superaba los 60 dólares.


El crudo tipo Brent, el que se utiliza como referencia en Europa, ha llegado a pagarse a menos de 98 dólares, frente a los 139 que tocó hace justo una semana, lo que supone una caída el 30 por ciento es esos pocos días. Se ha batido en retirada cuando estaba a tiro de piedra de los máximos históricos que alcanzó en 2008, con un precio de casi 150 dólares por barril.


La esperanza de que avancen las negociaciones entre Moscú y Kiev justifican en parte ese descenso tan vertical. Los mercados esperan y quieren creer que ambas partes acordarán un alto el fuego e incluso, en el mejor de los casos, algo parecido al final de la guerra si Ucrania reconoce a los estados disidentes pro rusos y si “se resigna” a no entrar a la OTAN.


La economía china se ralentiza


Además, el precio del crudo se ha abaratado porque el nuevo brote de coronavirus en China mantiene confinados varios grandes núcleos de población, entre ellos algunos centros fabriles y tecnológicos importantes, lo que reduce la demanda de petróleo y carburantes por parte del gigante asiático. Los analistas de Goldman Sachs han rebajado sus estimaciones de crecimiento para China en este año. Han recortado su previsión desde el 4,8 al 4,3 por ciento.


También el banco suizo UBS se ha mostrado preocupado por la marcha de la economía de China. Teme que el PIB del gigante asiático haya crecido menos del 3 por ciento en el cuarto trimestre del año recién terminado. Menos crecimiento equivale a menor demanda de energía.


Asimismo parece que vuelen a desatascarse las negociaciones con Irán, lo que puede acercar la esperada llegada del crudo iraní al mercado. Este país puede poner en el mercado un millón de barriles diarios. Y, como guinda, la Unión Europea busca fórmulas para reducir su dependencia de la energía rusa. Y de la energía fósil, en general. Bruselas quiere diversificar sus proveedores y potenciar las energías alternativas.


El último factor que explica este acusado movimiento a la baja de los precios del petróleo se encuentra en la posibilidad de que la OPEP decida en su próxima reunión (prevista para finales de mes) un aumento de su producción superior a lo previsto. Hasta ahora y desde el pasado verano ha venido aumentando su nivel de extracciones en 400.000 barriles diarios más cada mes.


Aumento de las exportaciones de crudo de la OPEP


Antes de ayer la OPEP admitió que la guerra de Ucrania y la alta inflación pueden reducir la demanda mundial de crudo y carburantes. Sin embargo no está claro que la OPEP tenga capacidad real para aumentar mucho más sus exportaciones. Al menos en el corto plazo.


El estrambote a esta situación se encuentra en el repunte que ha experimentado el euro frente al dólar, lo que suaviza la factura energética, que se paga en “billetes verdes” estadounidenses. Un euro se cambia hoy por cerca de 1,10 dólares. Ahora falta por saber cuándo se traslada al precio de los carburantes esta menor crispación en el mercado petrolero.



5 visualizaciones0 comentarios