El BBVA reajusta sus cuentas ante la hiperinflación en Turquía

No será porque los analistas no se lo venían advirtiendo desde antes de la reciente opa sobre Garanti en la que ha alcanzado el 86% de la filial turca. Un empeño personal de su Consejero Delegado Onur Genç. Ahora, el BBVA ha tenido que reconocer que la hiperinflación en Turquía tendrá un impacto negativo de 324 de euros en el beneficio declarado en el primer trimestre del año.

La entidad ha comunicado que aplicará la contabilidad hiperinflacionaria en Turquía con efecto desde el primero de enero de 2022, lo que supondrá un impacto positivo en capital y negativo en la cuenta de resultados que se verán reflejados en los estados financieros del grupo del segundo trimestre de 2022.

Así, BBVA ha anticipado un impacto positivo en su ratio de capital CET1 'fully loaded' de aproximadamente +19 puntos básicos. Al mismo tiempo, ha previsto un impacto negativo en el beneficio atribuido del grupo de aproximadamente 324 millones de euros.

La contabilidad hiperinflacionaria consiste en una reexpresión de los estados financieros, con el objetivo de mostrarlos en términos reales, no nominales (es decir, ajustando las cifras al elevado nivel de precios del país) y permitir así "una comparación más fiel de la cuenta de resultados y el balance de la entidad en diferentes momentos del tiempo", ha explicado el banco.

En 2022, considerando la expectativa de inflación anual en Turquía, se espera que la contribución de las entidades del grupo en Turquía a los resultados sea "inmaterial"; y que el capital se vea positivamente impactado en los próximos trimestres, ha precisado BBVA.

Sea como fuerae, el BBVA ha reiterado sin cambios los objetivos financieros para 2024 anunciados en el Investor Day.

0 visualizaciones0 comentarios