El crecimiento de la deuda pública dejará a España en una situación insostenible si suben tipos

17-3-2022. En pleno proceso de retirada de estímulos por parte de los grandes bancos centrales para poner coto a la elevada inflación, la deuda de las Administraciones Públicas españolas no deja de crecer. El déficit se mantiene así por encima del 11,8% del PIB, muy cerca de sus máximos históricos. Eso sitúa a nuestro país ante un panorama muy complicado a la hora de financiarse.

Sede del Banco de España

Según datos publicados por el Banco de España, el saldo de la deuda del conjunto las Administraciones Públicas (AAPP) alcanzó los 1.424 millones de euros en enero de 2022, con una tasa de crecimiento del 5,6% en términos interanuales.

Desglosado, el saldo de la deuda del Estado se elevó a 1.243 millones de euros, con un incremento interanual del 6,3%, mientras que para las Otras Unidades de la Administración Central el saldo fue de 49 millones, lo cual representa una disminución del 16% respecto al dato del año anterior.

Por su parte, el saldo de deuda de las Administraciones de Seguridad Social se situó en 99 millones, un 16,2% más que un año antes.

Respecto a las administraciones territoriales, la deuda de las Comunidades Autónomas creció hasta los 310 millones de euros en enero de 2022, con un aumento interanual del 2%, mientras que la deuda de las Corporaciones Locales se situó en 22 millones de euros en este mes, lo que supone un 0,1% menos que el saldo registrado en enero de 2021.

Por otro lado, la consolidación en el conjunto de las Administraciones Públicas -es decir, la deuda en poder de los diferentes subsectores que componen dicho sector- aumentó un 3% respecto al año anterior, hasta los 298 millones de euros.


La prima de riesgo española en peligro

Un derroche generalizado que coloca a la economía española al borde del precipicio. Sí el Banco Central Europeo empieza a reducir la compra de bonos a partir de este verano como ha anunciado y los propios bancos españoles, liderados por Santander y BBVA, han dejado de hacerlo ya para apostar por otros bonos más rentables como los americanos o los italianos, los analistas se empiezan a preguntar quién comprará nuestra deuda y a qué precio.

En el último año, la prima de riesgo prácticamente se ha duplicado hasta las inmediaciones de los 100 puntos básicos, incluso a pesar de estar dopada por la intervención del BCE. En este sentido, los analistas empiezan a advertir de la posibilidad de volverlo a ver por encima de los 800 puntos básicos.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo