El dolor de cabeza de declarar las cryptos. Hacienda exime del Modelo 720

23-3-2022. La campaña de la Renta 2021 ya está a la vuelta de la esquina y la declaración de criptoactivos sigue siendo un quebradero de cabeza tanto para los inversores como para la propia administración. Tanto es así que, ante la intranquilidad y la confusión generada, Hacienda ha terminado por claudicar, eximiendo a los titulares de criptoactivos de declarar el modelo 720 este año.



No obstante, todas las operaciones realizadas deben incluirse en la declaración de la renta, pues tributan de la misma forma que cualquier otra ganancia patrimonial, restando al precio de venta el precio de compra e imputando los gastos inherentes a la operación.




Casi 4,5 millones de españoles invirtieron en criptomonedas en 2021

Sin embargo, de los cerca de 4,5 millones de personas que invirtieron en cryptos el año pasado, la mayoría confiesa desconocer cuál es la fiscalidad a la que está sometida estos activos.

Según el “III Informe sobre conocimiento y hábitos de fintech” de Asufin, un 41,4% de estos inversores cree que no tendrá que pagar ningún tipo de impuesto por lo que gane con sus criptoactivos, mientras que otro 28,4% desconoce si debe incluirlo o no en su declaración de la renta.

Este documento incorpora por primera vez un apartado dedicado a la inversión en cryptos en el que se detalla que el 70,6% ha invertido más de 1.000 euros y más de una cuarta parte de los que invierten han superado los 6.000 euros de inversión.

El desconocimiento que recoge este informe en la forma de tributar estos activos se debe en gran parte a que la normativa de las criptomonedas y tokens no fungibles (NFT por sus siglas en inglés) se encuentra aún en pañales ya no solo en España sino en el mundo.

En el caso español, no existe ningún reglamento concreto que regule directamente las monedas virtuales, sino que se rigen por el tratamiento normal de las ganancias y pérdidas patrimoniales. "Las personas que hayan vendido criptos en 2021 tendrán que declararlas en su IRPF, independientemente si han obtenido ganancias o pérdidas", explican.

Todo a ello a la espera del desarrollo de un nuevo reglamento y del Modelo 721 que vendrá a sustituir al Modelo 720 para la declaración de los bienes en el extranjero que, además, no es el adecuado para las criptodivisas tal y como ha venido a confirmar Hacienda.


El método FIFO, el más adecuado para declarar cryptoactivos por ahora

La forma más adecuada, por ahora, para presentar las criptomonedas en la declaración de la renta es a través del método FIFO, que es una forma de contabilizar la ganancia derivada de la venta de acciones cuando dichos activos se hayan comprado en momentos diferentes.

El mismo sistema aplicado a las acciones. Es decir, las primeras inversiones que compras son las primeras que tienes que tener en cuenta cuando vendes criptos. “La ganancia patrimonial se calcula restando al valor de transmisión el valor de adquisición y los gastos inherentes a la operación. Se trata de un proceso complejo en el que el usuario tendrá que realizar una serie de operaciones y tener en cuenta ciertas variables”, señalan los expertos

En cualquier caso, más del 40% de inversores en estos activos no tienen intención de declararlos. A lo cual, los expertos avisan de que no hacerlo, según el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero del año 2021, la sanción por la deuda tributaria puede alcanzar hasta el 150%.

Otros dos puntos a debate por su falta de regulación son la minería de criptomonedas y la compra-venta de NFT. En el caso de la minería, los agentes fiscales lo consideran como una actividad económica, por lo que las cantidades percibidas se tendrían que declarar como ingresos derivados de dicha actividad. De esta manera, cabría la posibilidad de deducir los gastos derivados de esta actividad.

Con lo que respecta a los tokens no fungibles (NFT) se está avanzando paulatinamente con su regulación y se contempla que las compañías que gestionan estos criptoactivos deban informar sobre ello a las autoridades. En Europa se está trabajando bajo la base de la propuesta legislativa presentada por la Comisión Europea en septiembre de 2020, de reglamento sobre los mercados de criptoactivos (Markets in Crypto Assetes -MiCA-).

La propuesta establece un marco global para la regulación y la supervisión de los emisores y proveedores de servicios de criptoactivos con vistas a proteger a los consumidores y la integridad y estabilidad del sistema financiero.

Una vez supere el proceso colegislativo, España podrá transponer la directiva europea y establecer normas más concretas para la tributación de todos los activos crypto.

7 visualizaciones0 comentarios