El Gobierno confía en que mercado eléctrico se normalice pronto, mientras la OCDE reclama medidas

22-3-2022. El que no se consuela es porque no quiere. Cani Fernández, presidente de la Comisión Nacional de la Energía y la Competencia (CNMC), considera que "España disfruta de una posición excepcional en Europa" en lo que se refiere al suministro de gas natural. No tanto por el precio, sino por su capacidad de disposición, que en estos días se crisis se ha convertido en casi un lujo.

La responsable de la CNMC ha insistido por activa y por pasiva en que “tenemos el suministro necesario, no tenemos carencia de gas". No obstante, aunque no hay riesgo de desabastecimiento, la situación de los precios está afectando a nuestro país casi en la misma medida que a otros países más dependientes del gas procedente de Rusia.

Menos del 6% del gas natural que consume España procede de Rusia; pero la subida del precio está siendo generalizada en el mercado, disparando los costes de producción de la electricidad, que a su vez se están contagiando rápidamente al resto de productos de la cesta de la compra.

Fernández, sin embargo, confía en que "el escenario de precios se normalice", más temprano que tarde, a pesar de que en este momento "el aumento de precios ha sido espectacular". España no es una bala perdida en la escalada de precios por la guerra y, de hecho, Gran Bretaña ha superado "niveles inimaginables" de 2.000 euros el MW/h.

Con todo, la media anterior al encarecimiento que se viene sufriendo desde finales de verano rondaba los 50 euros y ahora alcanza un precio medio de 544 euros el MW/h. La invasión de Ucrania ha tenido también como consecuencia que el barril de crudo tipo Brent se haya duplicado desde el año pasado al superar los 110 dólares.

La OCDE advierte sobre el perjuicio a la recuperación en la zona euro

Ante este complicado escenario, la OCDE ha realizado un informe especial para abordar qué consecuencias tendrá la guerra. La organización observa dos en particular: el frenazo de la recuperación económica y un mayor repunte de la inflación.

En la zona euro, se espera que la invasión tenga un efecto considerable, más que en ninguna otra área. Así, los países del euro notarán un impacto medio negativo de 1,4 puntos porcentuales en su crecimiento, mientras que en la OCDE y en Estados Unidos ese efecto se cuantifica en menos de un punto porcentual.

Lo mismo ocurre con la inflación, que golpeará más a Europa. En la zona euro, los precios subirán casi 2,5 puntos adicionales con respecto a lo que se esperaba, mientras que en el conjunto de la OCDE el aumento será de 2 puntos y en Estados Unidos, de 1,5 puntos, según el informe.

Medidas para contener el riesgo de estanflación

Los riesgos de estanflación, es decir altos precios con bajo crecimiento, son más altos que nunca en nuestro país, según los economistas. Para evitarlo, la OCDE ha pedido a los gobiernos actuar con "cabeza fría", diferenciando entre medidas a corto y a largo plazo.

Entre las medidas a corto plazo, se recomienda realizar transferencias temporales a los consumidores vulnerables, como ya hacen Alemania y Francia. En el caso de España, la organización calcula que la movilización de recursos tendría que rondar el 0,5% del PIB, unos 6.000 millones de euros.

Ese enfoque permitiría mitigar "sustancialmente" el impacto económico sin que haya un aumento de la inflación. La contrapone además a otras medidas como la bajada de impuestos, pues considera que estas no van enfocadas a los que "realmente necesitan ayuda", o bien crean "distorsiones contraproducentes".

Para algunos analistas, en cambio, la rebaja del IVA de la energía, como también han hecho otros países en Europa, si beneficia a las clases más necesitadas y no deben por qué suponer distorsiones especiales en el sistema recaudatorio.

En cuanto a las medidas a más largo plazo, la OCDE considera que se debe realizar una "reevaluación de la estructura y el diseño más apropiado del mercado para garantizar la seguridad y la asequibilidad de la energía". En otras palabras, apuesta por reformar la manera en que se calculan los precios de la electricidad, a la vez que se avanza en la adopción de energías renovables.

3 visualizaciones0 comentarios