El oro busca recuperar su brillo con permiso de las criptomonedas

Con la inflación desbocada y la renta variable sin apenas gas, los inversores están volviendo a confiar en el oro como protector de su patrimonio. En su presentación ante el Senado, en medio de su nominación para su segundo mandato al frente de la Reserva Federal, Jerome Powell ha mostrado su predisposición a seguir una estrategia más agresiva contra los precios, aunque aún se mantiene cauteloso respecto a la retirada de estímulos.

Fuente: Banco de España

Un doble mensaje que solo provoca nuevas incertidumbres en los mercados financieros, acentuando las compras especulativas y mayor presión a los bonos y al dólar. Con este horizonte en el corto plazo, los inversores han decidido buscar refugio de nuevo en los metales preciosos, entre los que destaca, cómo no, el oro.


Eso está provocando un perfil alcista en la cotización del metal dorado. Una vez superado los 1.800 dólares la onza, los indicadores técnicos apuntan directamente al alza, aunque todavía por debajo de sus máximos de diciembre.


Su principal resistencia en la actualidad se encuentra sobre los 1.820 dólares la onza. Un precio que se mantiene por debajo de los máximos de diciembre por lo que los expertos consideran que todavía queda margen para ganancias adicionales en caso de superar esta barrera.


Su principal competidor en este escenario, serán las criptomonedas que amenazan con robar su papel preponderante como reserva de valor y activo refugio contra la inestabilidad del dólar.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo