El Parlamento Europeo enfada a la industria crypto al prohibir el anonimato en las transacciones

5-4-2022. La decisión del Parlamento Europeo de acabar con el anonimato de las transacciones de monedas digitales, incluso cuando sean de cantidades por debajo de 1.000 euros ha generado una enorme polémica, enfadando a las grandes plataformas de compraventa de criptoactivos. Consideran la medida como un atentado a la privacidad del bitcoin y un castigo desproporcionado a los poseedores de criptomonedas.


“Recientemente se ha votado un nuevo reglamento que allana el camino para un régimen de vigilancia masiva sobre el panorama financiero europeo”, se ha quejado Pascal Gauthier, presidente y CEO de la plataforma Ledger.

En sus tuits publicados tras conocerse esta decisión Gauthier señala que “esta norma exige a los proveedores de servicios de criptoactivos que recojan y verifiquen la información personal sensible y la comuniquen a las autoridades para cada transferencia que implique un monedero no custodiado”.

Esto obligará a crear un registro de direcciones de monederos, lo que les permitiría supervisar en tiempo real las transacciones de criptomonedas de ciudadanos respetuosos con la ley.

La regulación, apunta Brian Amstrong, CEO de Coinbase, es una mala política pues "destruye todo el trabajo de la UE para ser un líder mundial en leyes y políticas de privacidad. También castiga de manera desproporcionada a los poseedores de criptomonedas y erosiona sus derechos individuales de manera profundamente preocupante”.

La norma, pendiente de ser negociada a tres bandas entre el Europarlamento, el Consejo Europeo y la Comisión Europea, obliga a registrar e informar de cualquier operación con criptomonedas -incluidas las de billeteras autoalojadas- facilitada a través de las plataformas de compraventa de criptoactivos, sin importe mínimo.


Todos los pagos con criptoactivos serán identificados

Eso significa que tanto los pagadores como los receptores de incluso el más pequeño pago de activos digitales deben ser identificados. Para los expertos, esto viene a acabar con la del bitcoin y de Satoshi al ir contra los fundamentos del dinero digital basado en un sistema de transferencias entre pares (P2P).

De hecho, en la industria creen que esta iniciativa tendrá importantes implicaciones sobre la Finanzas Descentralizadas (DeFi), “a las que se accede principalmente a través de las billeteras privadas no registradas en las criptobolsas”.

De mantenerse en el formato actual, la industria de las criptomonedas dispondrá entre nueve y 18 meses para cumplir plenamente con la legislación, lo que podría coincidir con la directiva europea de Mercados en Criptoacticvos (MiCA por sus siglas en inglés), cuya entrada en vigor en los Estados miembros sigue estimándose en 2024.

El futuro marco legal, equivalente a MiFID II para el mercado de las monedas digitales, tiene como objetivo dotar de seguridad jurídica a los actores del mercado y ofrecer protección al usuario. Por lo tanto, no se solapará con la regulación sobre las transferencias que va destinada a evitar el blanqueo de capitales y se engloba en el Reglamento de Transferencia de Fondos.

6 visualizaciones0 comentarios