El salario mínimo en España supera al de EEUU en un mercado laboral muy complejo

6-05-2022. El salario mínimo en España en 2021 alcanzó los 1.126 euros mensuales. Eso supone un incremento del 53% desde 2016. Un nivel superior al de Estados Unidos, pese a que el PIB per cápita del país norteamericano duplica al español. Así lo indica el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco (Adecco Group Institute), tras presentar la tercera edición del Anuario del Mercado de Trabajo.

En este anuario se ha hecho un repaso a los hitos más destacados de 2021 en materia de empleo, economía, salarios, educación y formación para el empleo, negociación colectiva y conflictividad laboral y prevención de riesgos laborales. Todo ello desde una óptica nacional, así como en una comparativa con otros países.

Al respecto, el informe pone de manifiesto que en Europa hay una importante diversidad en cuanto a la aplicación de un salario mínimo. En nueve países europeo no existe esta figura legal, mientras que en otros siete se superan los 1.500 euros mensuales.

Volviendo a España, a pesar de que en 2021 se haya recuperado todo el empleo perdido por la pandemia y se haya registrado una caída generalizada del paro, España aún sigue por encima de los niveles pre pandemia y suma su decimotercer año consecutivo como el país con mayor número de parados de la Unión Europea. Teniendo el 9,2% de la población del total de 27 países que conforman la UE, España tiene el 22,8% de sus parados.

Las mujeres captaron dos de cada tres empleos de la última década

Pese a estos negros nubarrones en el mercado laboral español, el panorama empieza a ofrecer algunos claros en el horizonte. El año pasado, por ejemplo, el empleo de mujeres se recuperó con más fuerza. De este modo, la participación femenina en el empleo total aumentó hasta el 46,1%, un nuevo máximo histórico.

Además, entre 2011 y 2021, mientras el número de hombres trabajando creció un 4,9%, el de ellas lo hizo un 10,3%. Las mujeres captaron casi dos de cada tres empleos creados en la última década.

Por sectores, la Salud y la Educación han vuelto a ser por segundo año consecutivo las ramas donde más ha crecido el empleo, un 6,9%, su mayor incremento desde 2008. Las Manufacturas y el Comercio fueron las únicas ramas de actividad que perdieron empleo por segundo año seguido.

Otro punto para el optimismo es que en 8 de las 17 autonomías españolas se recuperó todo el empleo perdido durante la pandemia, concretamente en Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia.

El sector privado sigue siendo el principal motor del empleo

A lo largo del último año, el 63% del empleo creado fue de asalariados del sector privado, mientras que un 26% correspondió al sector público y el 11% restante fue de trabajadores por cuenta propia. En este sentido, sigue destacando el crecimiento de la actividad en el sector público. El número total de funcionarios experimentos su séptimo año consecutivo al alza, alcanzando un máximo histórico: 3,45 millones de empleados. De hecho, uno de cada cuatro empleos se creó en el sector público en el 2021.

Con todo, el mercado laboral español sigue teniendo algunos puntos oscuros. España se mantiene por debajo de la media de la UE en personal dedicado a I+D+i. Ese indicador está estancado en nuestro país desde 2010, oscilando entre el 1,88% y el 1,96%. En cambio, la media de la UE pasó de un 1,79% a un 2,26% en los últimos diez años. Una mala señal en un mercado cada vez más digitalizado y especializado.

1 visualización0 comentarios