El sector constructor reclama mano de obra cualificada en medio de una tasa de paro disparada

20-4-2022. La dificultad para encontrar trabajadores es la principal amenaza del sector constructor, incluso en un entorno marcado por la escalada de los precios de la energía y los materiales. Según un estudio realizado por la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) entre casi medio millar de compañías asociadas, el 65% de las constructoras ve “extremadamente difícil” contratar encargados de obra.

El I Informe sobre el Estado de la Mano de Obra, realizado por la patronal, constata que entre los perfiles más difíciles de contratar también estarían los capataces, albañiles, encofradores y operarios de puesta en obra de hormigón. Así como los carpinteros, instaladores de fachadas técnicas, montadores de prefabricados estructurales, especialistas en trabajos verticales u operadores de grúas, montacargas y de maquinaria similar de movimiento de materiales.

Una situación que contrasta con el alto desempleo en España, con una tasa de paro del orden del 14% de la población activa y pone de manifiesto la escasez de mano de obra cualificada en nuestro país.

Por ello, la patronal de la construcción advierte de que una vez superados los problemas de retrasos e incluso abandonos, la alarmante falta de mano de obra a la postre podría amenazar la eficiente ejecución de los fondos europeos, máxime teniendo en cuenta que siete de cada diez euros los canalizará la construcción.

El Plan de Recuperación, en juego

En este contexto, la patronal pide mejorar la formación de todos estos trabajadores para lograr un sector más competitivo y sostenible. De hecho, CNC supedita el cumplimiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a la mejora de aquellos oficios que permitan la capacitación de estos empleados en áreas como la digitalización o la transición ecológica, para las que la construcción resultará estratégica y que pueden contribuir a aumentar el atractivo del sector para jóvenes y mujeres.

En este sentido, CNC reclama al Ejecutivo la puesta en marcha de un Plan de Choque para combatir el paro juvenil -que actualmente supera el 30% y es uno de los más altos de la Unión Europea- e incorporar a 700.000 nuevos profesionales en los próximos años a través de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC), una entidad tripartita gestionada por CNC, CCOO y UGT que forma cada año a 80.000 alumnos en el más de medio centenar de centros distribuidos por toda España pero tiene potencial para incrementar esa cifra hasta los 200.000.

Más de 2 millones de afiliados al sector constructor

De esta manera, el número de afiliados escalaría por encima de los dos millones, teniendo en cuenta que en marzo ya superaba los 1,3 millones de trabajadores; es decir, un 4,1% más que en el mismo mes de 2021.

Según el presidente de la Construcción (CNC), Pedro Fernández-Alén, “la construcción necesitará en los próximos años a cientos de miles de trabajadores, sobre todo jóvenes y mujeres, para impulsar las transiciones digital y ecológica y, en definitiva, para acelerar la recuperación de nuestra economía”.

2 visualizaciones0 comentarios