Isla Satoshi, un paraíso físico para los amantes de los activos virtuales

18-4-2022. Los ultra fans de los criptoactivos ya tienen su propia isla. Se ubica en un lugar paradisíaco del Pacífico Sur, en una nación llamada Vanuatu bañada por las maravillosas aguas de El Mar de Coral al este de Australia. Allí se está habilitando una isla destinada a ser un «criptoparaíso» y cuya ciudadanía se podrá conseguir por la módica cantidad de 130.000 dólares.

Isla Satoshi

Será conocida como Isla Satoshi, en homenaje al pseudónimo del creador del bitcoin y ya hay lista de espera para ir vivir allí. Al menos 50.000 personas ya han presentado su solicitud. Eso sí, la ciudadanía para la isla vendrá en forma de NFT, certificados de propiedad de activos digitales, y todos los pagos en la isla se harán en crypto.

Para alojar a este ejército de amantes de las monedas virtuales, los responsables de la iniciativa están construyendo casas modulares futuristas con el objetivo de que la gente pueda empezar a vivir allí a partir del próximo año.

Tres millones de metros cuadrados para 21.000 residentes

En su página web se explica que la isla Satoshi es una isla privada de 32 millones de pies cuadrados, unos tres millones de metros cuadrados, situada en el paraíso tropical de Vanuatu, escondida entre Australia y Fiji. Cualquiera puede poseer un pedazo de ella convirtiendo su criptografía en un activo físico.

La isla es propiedad de Satoshi Island Holdings Limited y pretende convertirse en el hogar de los profesionales y entusiastas de las criptodivisas, con el objetivo de ser considerada la capital mundial de las criptomonedas.

Después de años de preparación, la luz verde del Ministerio de Finanzas de Vanuatu y todas las aprobaciones en su lugar, la firma asegura que la Isla Satoshi está ahora lista para ser desarrollada en una criptoeconomía del mundo real y una democracia basada en blockchain.

No se trata de un complejo turístico, señalan sus responsables, pues la intención es que cuente con «una población permanente» de personas que la consideren como su hogar. Los planes es alcanzar una cifra de 21.000 inversores/residentes.

La criptocapital del mundo

La residencia se concede a través de un NFT acuñado que aparecerá en la criptocartera del residente. A finales de este año podría producirse una apertura privada de la isla para un pequeño número de personas.

El objetivo del proyecto es convertir Satoshi Island en la criptocapital del mundo, con la intención de reunir a miles de criptoprofesionales y entusiastas de todo el mundo. “La vida en la isla ofrecerá una experiencia sin igual, brindando a la comunidad una forma de vivir y trabajar entre personas de ideas afines”, señalan en la web en un lugar diseñado para conjugar ocio y trabajo en torno a esta peculiar industria.

39 visualizaciones0 comentarios