Línea Directa mantiene el apoyo de los analistas, pese a algunas debilidades en sus cuentas

22-2-2022. Apunto de cumplir su primer año en Bolsa, el desempeño de Línea Directa en el mercado desde su debut no está siendo todo lo idílico que esperaban los expertos. Después de llegar a subir un 23% en su primer día de cotización, el valor ha entrado en una fase irregular, primero, y luego descendente que le ha llevado a cerca de los niveles de su salida al mercado.

Los expertos, sin embargo, siguen otorgando su absoluta confianza al valor. La última casa de análisis en hacerlo ha sido Berenberg que ha elevado su estimación de precio objetivo de la compañía de 2,03 a 2,06 euros por acción tras presentar sus cuentas de 2021. Eso supone un potencial de revalorización superior al 35%. La firma alemana ha reiterado de este modo su recomendación de comprar.

Los analistas del banco de inversión consideran que la compañía sigue generando una "excelente rentabilidad" y los ahorros adicionales en el lado de los gastos, así como los precios favorables en el hogar y la salud, permiten ampliar los márgenes en estas líneas de negocio.

No obstante, observan todavía algunos puntos débiles. "Tal y como esperábamos”, señalan, “Línea Directa ha incumplido las estimaciones del consenso sobre la ratio combinada”. Además, “los precios de los seguros de los automóviles aún no han reaccionado en España y, en consecuencia, la tendencia inflacionista se está comiendo los márgenes”.

Al respecto, el colchón de reservas de la compañía también ha disminuido y, en consecuencia, su ratio de solvencia es inferior al previsto.

Con todo, en Berenberg creen que la valoración actual de Línea Directa "es atractiva". "Dada la cotización actual, es probable que se produzca una fuerte reacción positiva en las acciones cuando el ciclo de precios en el seguro de automóviles se endurezca. Por eso han elevado su valoración objetiva.

1 visualización0 comentarios