La balanza entre los factores positivos y las incertidumbres se inclina en contra del BBVA

La recuperación de la actividad en México y la mejora de las previsiones de resultados debido a las expectativas de endurecimiento de la política monetaria debido a las presiones inflacionistas ha animado a los analistas de Credit Suisse a elevar ligeramente su estimación de precio objetivo sobre el BBVA de 5,2 a 5,4 euros por acción.


No obstante, esta valoración se sitúa por debajo de la actual cotización del mercado. Motivo por el cual, junto a las elevadas incertidumbres que rodean al banco, la firma ha reiterado su recomendación de “neutral”.

Entre estas incertidumbres destacan las perspectivas de los tipos de interés turcos y la volatilidad de las divisas. Sobre esto último, estos expertos recortan las estimaciones de los beneficios netos para el ejercicio 2022/2023 entre un 1% y un 4%. Además de las subidas de los precios, a BBVA le afectarán las variaciones en el mercado de las divisas.

El caso Cenyt pesa en la reputación del BBVA


Otro punto donde donde el mercado pone el foco es el caso Cenyt. La operación abierta por la presunta contratación irregular de José Manuel Villarejo que está generando un importante desgaste reputacional a la entidad.

En este sentido, su presidente, Carlos Torres Vila, ha mostrado su disconformidad con la ins­truc­ción llevada a cabo por el juez sobre los su­puestos en­cargos que el banco hizo al ex­co­mi­sario. Considera que el proceso se está alar­gando "demasiado" y es­pera que las di­li­gen­cias que quedan pen­dientes puedan fi­na­li­zarse dentro de los seis meses en los que se ha am­pliado el plazo. Algo que en el mercado resaltan como irónica, pues la entidad ha sido protagonista principal de esos re­trasos al de­morar la en­trega de su in­forme fo­ren­sic sobre las actuaciones de los anteriores responsbles del banco.

No obstante, mantienen una visión constructiva sobre su capital, que valoran con un exceso de opcionalidad de capital restante. Por lo tanto, actualizan sus hipótesis incorporando un mayor dividendo efectivo del 40% y una recompra adicional del 10% para el ejercicio de 2022/2023.

"Contabilizando la posible compra de todas las acciones restantes en Turquía y la finalización de la recompra de 3.500 millones de euros ya lanzada, vemos la ratio CET1 de BBVA en el 12,48% en el ejercicio actual, todavía cómodamente por encima del objetivo de la dirección del 11,5-12%", apunta el informe de la firma suiza.

Otros factores positivos a destacar son los esfuerzos de reducción de costes en España, la rápida normalización del coste del riesgo y la perspectiva favorable en México. También siguen considerando el nuevo objetivo de RoTE del 14% del banco. Sin embargo, las presiones inflacionistas y la mayor exposición a la volatilidad del tipo de cambio en Turquía y a unas perspectivas macroeconómicas menos favorables son los principales riesgos a la baja.

0 visualizaciones0 comentarios