La inflación y el conflicto en Ucrania pueden impulsar la onza de oro hasta los 2.500 dólares

18-2-2021. El alza continuada de los precios, con el IPC norteamericano en niveles máximos desde hace 40 años, no está logrando sacar al oro de su actual tendencia lateral. Los expertos esperaban un mayor interés por parte de los inversores ante la protección que suele aportar el oro en a las carteras ante la inflación. Los expertos empiezan a señalar que esta protección es a más largo plazo y el mercado estaría evaluando si las presiones sobre los precios son pasajeras, como dicen las autoridades, o es más persistente de lo que apuntan.

Tampoco se está viendo una especial influencia por parte de la escalada de las tensiones geoestratégicas al este de Europa. Sin embargo, muchos analistas consideran que, si finalmente se produce la invasión de Ucrania por parte de Rusia, su cotización se disparará por encima de los 2.500 dólares la onza. Muy por encima de lo experimentado en 2021.

El año pasado, tal y como recoge el Consejo Mundial del Oro, la demanda del metal en su vertiente física creció un 30%, y en España un 15%. Por su parte, los bancos centrales también continúan comprando y las reservas se mantienen en récords histórico. Además, la demanda de joyería en países emergentes como China o la India, donde está apareciendo la clase media, también fue notable.

Más allá de la demanda, muchos operadores aconsejan mantener una cierta posición de cartera en metales precios pues ayuda a mejorar la rentabilidad y a reducir la volatilidad, no solo como mera protección contra la inflación.

En este sentido, destacan también destacan su atractivo por los rendimientos negativos de los tipos reales en cotas inusualmente bajas, pese a que los tipos nominales puedan subir este año, tal y como se prevé por la inflación. Si en condiciones normales no pasa nada y es incluso conveniente tener cierta parte del dinero en liquidez, en la actualidad, con los precios al alza, sería un despropósito, pues el oro ayuda a mantener la capacidad adquisitiva mientras que los billetes no.

Un efecto que no solo tiene el oro, señala Álvaro Gallego, responsable de Auibérica, otros metales “como la plata, o incluso el platino y el paladio, pueden ser muy interesantes al sumar además su mayor uso industrial”.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo