La nueva fuente de poder estará en el análisis de los datos

15-2-2022. La información es poder. Siempre lo ha sido, pero ahora se llama data. Big Data para ser más exactos y según los expertos es y los será todo en el futuro para definir estrategias y tomar decisiones en cualquier ámbito. En un mundo en constante evolución, el data permitirá afrontar transformaciones. Analizar la manera más sostenible de producir, transformar la economía y reconocer las oportunidades que se generarán con su desarrollo no sería posible sin un profundo análisis de datos que permita lanzar mensajes potentes y dirigidos a una sociedad cambiante.

La evolución hacia una economía circular, el desarrollo sostenible del planeta y el anticipo o previsión de nuevas pandemias serán posibles gracias al data. El elemento imprescindible y vertebrador en el proceso de la transformación. Para ellos se debe superar el gran desafío de contextualizar e interpretarlos correctamente.

A día de hoy, cualquier actividad realizada en el entorno digital puede beneficiarse de los grandes volúmenes de datos que se pueden extraer gracias a esta herramienta. En los negocios del futuro, el 80% de las decisiones se tomarán según los datos analizados, lo que convierte al data en una nueva manera de hacer negocios. Estudiar el crecimiento de los mercados, las transformaciones de los sectores y las preferencias de los usuarios en base a los datos extraídos es ya una realidad.

Para The Valley, -un ecosistema de conocimiento digital, colaborativo y abierto, que ofrece soluciones basadas en tecnología para la formación, la selección de talento y la digitalización-, casi todo a día de hoy es data y señala algunas claves que así lo demuestran.

La primera de ellas es que los datos en sí mismo no valen nada sin talento humano que los convierta en valiosa información. Por muchos datos con las herramientas de data no se podría dirigir estrategias o marcar los objetivos de una compañía sin talento humano. Se ha demostrado que la evolución de esta tecnología es clave para el business y es cierto que la inteligencia artificial es de gran ayuda en este sentido, pero un equipo humano es imprescindible para interpretar los datos y darle una visión humanística a la información.

El tratamiento de los datos es ya una pieza básica para la transformación social y medioambiental. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son la base de la Agenda 2030 y alcanzarlos permitirá un significativo avance en la lucha contra problemas como el cambio climático, la pobreza, el hambre, igualdad de género o consumo energético sostenible. El data ayudará a organizaciones y gobiernos a conocer mejor a sus poblaciones y sus necesidades para implementar políticas de desarrollo sostenible, tanto en zonas rurales como en las grandes ciudades.


El metaverso será una fuente inagotable de datos

El futuro ya está aquí. El metaverso será la mayor fuente de big data ya que se trata de un espacio digital expansivo, comunitario y en tiempo real donde las empresas pueden tener presencia para interactuar con los usuarios e incluso pueden crear negocios online. En esta nueva experiencia inmersiva y multisensorial permitirá una recogida de datos mucho más amplia y transversal.

El sector salud será uno de los principales beneficiados. El data ha sido clave en una situación tan inesperada como la pandemia. Ha servido para procesar noticias, datos y resultados en tiempo récord permitiendo predecir el avance de la covid a nivel mundial, lo que ha supuesto una evolución muy importante en el sector de la salud. Además, gracias a su uso se han podido hacer rastreos y trazar líneas de contactos para frenar las transmisiones en los momentos de mayor incidencia.

En el ámbito de la medicina supone, por tanto, una importante mejora de la atención sanitaria y en la manera de investigar tratamientos y vacunas. El data ha permitido optimizar los resultados de los modelos epidemiológicos tradicionales y durante la pandemia ha facilitado la creación de modelos predictivos que han sido de gran ayuda a la hora de desarrollar nuevas herramientas para enfrentarse a las enfermedades.

Todos estos puntos tienen que estar basado en la seguridad y el control. La privacidad es algo fundamental para un uso seguro de internet y las compañías deben contar con profesionales, como los formados en The Valley, capaces de adaptarse a la normativa y transformar los datos obtenidos en nuevas oportunidades sin sobrepasar las líneas marcadas.

Para aprovechar al máximo esta tecnología sin poner en riesgo la privacidad de los usuarios y, por tanto, la confianza en las compañías que los utilizan es imprescindible que un equipo humano vele por la seguridad de los usuarios y sepa optimizar los datos adquiridos de manera segura y adecuada.

2 visualizaciones0 comentarios