La renta variable seguirá siendo la mejor opción en 2022, según Tressis

El ejercicio 2021 cabe calificase como positivo para los mercados de renta variable, sobre todo en los llamados países desarrollados. Un año marcado por la vacunación masiva que ha permitido la reapertura de las economías y su recuperación, pero también por la aparición de nuevas variantes que han comprometido el proceso de reactivación en determinados momentos. En cualquier caso, en general se puede decir que la economía mundial ha salido de la recesión y ha crecido de manera significativa.

Este crecimiento, señalan los expertos de Tressis, “ha traído un aumento de la inflación que desde el principio ha sido tratado de forma errónea como temporal. Esta inflación se debe a varios factores, desde el efecto base al boom del consumo y al alza de las materias primas con problemas de suministro a nivel mundial hasta el efecto de cuello de botella en la producción.


Esta presión inflacionista ha provocado un alza en los tipos de largo plazo y a finales de año se ha comprobado como los bancos centrales han terminado por modificar su discurso para empezar a hablar de retirada de estímulos y, en el caso de la Reserva Federal, de subidas de tipos.


Para Jacobo Blanquer, gestor de Tressis, ambas variables (inflación y bancos centrales) “van a centrar el discurso y los movimientos de los mercados en el principio de este 2022”. Esta situación ha provocado una negativa evolución de la renta fija de los gobiernos y todo apunta a que así seguirá siendo, al menos, en los primeros meses de este nuevo año.

En cuanto a la renta variable todos aquellos sectores donde hay más poder de fijación de precio y que se ven beneficiados de las subidas de las tasas provocará, previsiblemente, una mejor respuesta. Por el contrario, aquellos sectores más próximos a los bonos y con valoraciones más ajustadas tendrán una evolución inferior al mercado.


Con todo, Blanquer sigue viendo la renta variable “como el activo que mejor comportamiento va a tener en conjunto al estar todavía en una fase de recuperación después de la pandemia, pero con una selección sectorial importante”.


Respecto a su plataforma de gestión, Adriza Global ha terminado el año con un alza del 21,76% en el conjunto del 2021 y una subida del 5,57% en el último mes. La volatilidad del fondo se ha reducido mucho en el ejercicio hasta finalizar en una volatilidad del 11,82, muy similar a la de los índices. El año ha sido satisfactorio tanto en rentabilidad como en reducción de riesgo con una diversificación sectorial mucho mayor que la que habíamos tenido históricamente.


Sobreponderados en mineras, energía y sector financiero


Sectorialmente la firma ha terminado el año sobreponderada en aquellos sectores más beneficiados por la inflación y por las subidas de rentabilidades de los bonos. Estos son las mineras, energía y sector financiero. Estamos ligeramente sobreponderados también en el sector salud. En cambio, estamos infraponderados en utilidades, real estate y consumo básico.


Por valores, sus mayores posiciones son Micron, BNP, Microsoft, Mittal y Google. A lo largo del mes hemos la firma ha salido totalmente de Ipsen, Prysmian, ADS, y ha realizaddo ventas parciales de Alibaba, Angloamerican y FCC. Por la parte de las compras se ha posicionado en Rexel y Grifols y han elevado su exposición en Royal Dutch, Almawave.

Confiamos en el nuevo ejercicio en los activos de renta variable siendo selectivos en la sobre ponderación de los sectores a lo largo del año.

0 visualizaciones0 comentarios