La resurrección de Telefónica y el gato Félix

29-3-2022. Hace poco, según una leyenda urbana sin confirmación y con visos de ser una auténtica patraña, una política española aseguraba que el país pronto dejaría atrás los efectos de la pandemia para resurgir de sus cenizas como “el gato Félix”. Seguramente no es cierta esta frase que se le atribuye a esta conocida política, pero es una confusión divertida que merece la pena ser contada.


El relato mitológico no habla de ese minino protagonista de algunas antiguas series de animación, sino del Ave Fénix, que muere en medio de un espectáculo de fuego y llamas, desde las que renace una y otra vez completamente renovada.

Esto viene a cuento de una empresa española que en las últimas semanas está renaciendo en Bolsa. Se trata de Telefónica, que resurge de sus cenizas, como el ave o como el gato, vaya usted a saber. Los fans de la operadora quieren creer que se trata de toda una resurrección que puede catapultar su cotización con fuerza.

Y es que en los últimos días para variar, han surgido algunas buenas noticias para Telefónica. Entre ellas, que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia ha asegurado que revisará las obligaciones de Telefónica si aparece un operador que la supere en número de clientes, como puede ser el caso tras la fusión que están estudiando Orange y MásMóvil.


A los operadores dominantes en este mercado se les exige que presten servicio a las compañías más pequeñas para que haya competencia “aguas abajo”, independientemente del gran esfuerzo de inversiones que supone el establecimiento de grandes redes de comunicaciones.


Se trata de facilitar la aparición de varios actores en el mercado para fomentar la competencia. Es algo que ha sabido a gloria entre los accionistas de la compañía y que le ha sentado muy bien a su cotización.


El precio objetivo de Telefónica podría superar los 5 euros por acción

Los analistas más animosos sitúan el precio objetivo para las acciones de Telefónica claramente por encima de 5 euros e incluso algunos creen que puede irse a buscar los 5,50. Hoy el valor se negocia en torno a 4,30. Acumula una revalorización del 12 por ciento en lo que va de año, lo que la convierte en uno de los mejores de los 35 Ibex en este ejercicio. Cotiza muy lejos de los 3,34 euros por título que se pagaban en el mercado hace menos de un año.

A los precios actuales el PER de Telefónica (la relación entre el precio de sus títulos y el beneficio por acción de la compañía) se sitúa en poco más de tres veces. Es un nivel muy bajo que supone que la empresa cotiza barata en términos objetivos. Y, por si fuera poco, su rentabilidad por dividendo es más que apetecible, lo que ha llamado la atención de los inversores. Supera el 7 por ciento.

La operadora reparte dividendos en diciembre y junio de cada año. El próximo pago será de 0,15 euros brutos por título mediante la fórmula de dividendo flexible. El inversor podrá elegir entre recibir efectivo o en acciones de nueva emisión. El dividendo total con cargo al ejercicio en curso (0,30 euros por título) se repartirá completamente en efectivo. Así que Telefónica puede convertirse en una de las estrellas del parqué en los próximos meses.

4 visualizaciones0 comentarios