Los accionistas se emocionan con Nextil tras comprar la portuguesa Keupe

Tras dos años muy complicados, Nextil vuelve a ser objeto de deseo en Bolsa. El motivo ha sido la adquisición de Keupe, empresa portuguesa especializada en la producción de prendas de lujo. La operación, valorada en 225 000 euros, se enmarca en el contexto de la estrategia del grupo de incorporar activos que aporten “valor a cada una de las fases del negocio y consoliden su posicionamiento en el sector”.

La empresa textil española tiene como objetivo incrementar en un 20% la capacidad productiva de la unidad de prendas de lujo, con un modelo de fabricación propia que se ajuste a los estándares comunes de calidad.


Keupe es la tercera incorporación portuguesa al portfolio de Nextil que, además de contar con varios centros de trabajo en tierras lusitanas, en 2018 se hizo con SICI93 y Playvest, con sede en Braga. Aunque no sea una operación de gran calado si sirve para asentar los planes de la cotizada española en Portugal.


Una estrategia que está generando importantes réditos al grupo. Su cartera de pedidos firmados alcanzó los 15 millones de euros a septiembre de 2021, multiplicando por más de tres la registrada en igual período de un año antes. Unas cifras impulsadas por las ventas que también han permitido volver a la compañía a la senda del beneficio.


Nextil espera recuperar pronto la senda del beneficio


El resultado de explotación de Nextil al cierre del tercer trimestre alcanzó los 48.000 euros frente a las pérdidas de 8 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, 2020. El Ebitda acumulado a septiembre ha crecido hasta los 3,2 millones de euros. Una notable mejora a pesar del incremento de los costes provocado por el alza de precios de las materias primas, la energía y el transporte.


Las previsiones para este año, además, son excelentes. Los inversores creen que ya habría tocado fondo tras el duro impacto de la pandemia y todo lo que vendrá a partir de ahora serán buenas noticias.


Según cifras de Momad, Feria Internacional de Moda, Textil, Calzado y Accesorios, los resultados mostrados a lo largo del año pasado muestran una progresiva recuperación del sector con una estimación realmente optimista tanto para el cierre del ejercicio como para los próximos meses.


De este modo, la consultora McKinsey prevé en su informe The State of Fashio 2022 un crecimiento de las ventas de entre un 3% y un 8% superiores a los niveles de 2019. Eso sí, la mejoría no será homogénea con China y Estados Unidos tirando del consumo. Europa mostrará una mejoría más lenta, pero las condiciones comerciales ayudarán a compensar este nivel de crecimiento más acompasado.


Unas perspectivas que han animado la cotización de Nextil después de dos años muy duros. Tras la compra de la portuguesa, las acciones de la compañía se han disparado un 10% con lo que ya acumula una revalorización del 20% en las primeras semanas del año.

4 visualizaciones0 comentarios