Los analistas descubren las pocas opciones con las que cuentan los inversores

10-05-2022. Son tiempos difíciles para los inversores. Por primera vez en muchos años caen con fuerza al mismo tiempo los precios de las acciones y los precios de los bonos. Conseguir rentabilidad por los dineros resulta cada vez más complicado. De cara a los próximos meses los analistas de Fidelity aconsejan invertir en empresas de gran calidad, como fórmula para protegerse de la incertidumbre existente sobre el crecimiento mundial.


Paralelamente esta gestora recomienda dejar en segundo plano las inversiones en deuda corporativa. La firma advierte sobre el riesgo de recesión en la zona euro, por lo que apuesta por las economías emergentes que puedan beneficiarse por la subida de precios de las materias primas.


Los analistas de la gestora de fondos Bestinver apuestan por las empresas petroleras, ya que pueden beneficiarse por los altos precios del crudo. Además, esperan buen comportamiento de las acciones de los bancos, ante las próximas subidas en el precio del dinero. El sector financiero según estos expertos ofrece una interesante retribución a los accionistas y se encuentran, en general, mal valoradas en Bolsa.


Además, la apertura del turismo beneficiará a las empresas relacionadas con esta actividad. El sector cementero por su parte cotizará positivamente de la reactivación de la construcción y la inversión en infraestructuras.


Falta por saber si ya ha llegado el momento de mirar de nuevo hacia los mercados secundarios de deuda pública. Los rendimientos empiezan a ser interesantes, a pesar de que en todos los casos se encuentran muy lejos, muy por debajo, de la inflación actual y de la esperada a medio plazo.


De momento, la rentabilidad de los bonos de Estados Unidos a diez años se ha disparado hasta superar el 3 por ciento, su nivel más alto desde 2019. El “bund” alemán al mismo plazo ofrece más de un 1 por ciento, que es su nivel más alto de los últimos siete años, y un 2 por ciento largo rinden las obligaciones españolas.


El Tesoro español acelera la venta de deuda ante la posible subida de tipos


Quizá la subasta de letras a 3 y 9 meses que resolverá hoy el Tesoro español sirva para suavizar algo la escasez de inversiones rentables que sufren hoy por los inversores. Lo que está claro es que el Tesoro ha apretado el paso en sus ventas de deuda, ante las previsiones de que el BCE eleve en breve el precio del dinero, lo que encarecerá la financiación.


La semana pasada colocó deuda a medio plazo por un total de 5.600 millones de euros, tras recibir una demanda de 8.500 millones. La tesorería pública ha incrementado la rentabilidad de sus bonos a cinco años del 0,597 al 1,407 por cinto. El rendimiento de las obligaciones con vencimiento a siete años ha pasado del 0,681 al 1,706 por ciento. La rentabilidad del papel del Tesoro a 50 años se ha situado en el 2,889 por ciento.


La proximidad de una subida de tipos de interés por parte de Banco Central Europeo justifica tanto la mejor rentabilidad de las letras, como el encarecimiento de las hipotecas. Y es que el euríbor a un año ha cerrado abril en positivo. Solo unos de días después ya alcanza el 0,2 por ciento. Llevaba en negativo desde el año 2016. Y se espera que siga subiendo.


Eso supone que se encarecerán las cuotas mensuales en la próxima revisión de las hipotecas a tipo variable. Mala noticia para los ciudadanos que tienen que hacer frente a un crédito hipotecario.



4 visualizaciones0 comentarios