Los inversores buscan refugio en el oro ante el repunte de la inflación

La inflación en España se ha desbocado, alcanzando el 6,7% en 2022. Una cifra récord desde 1992 y lo mismo ocurre en Estados Unidos y en las principales economías europeas. Un alza que lejos de ser transitoria como nos querían hacer creer hace unos meses para tranquilizar a los ciudadanos va camino de convertirse en estructural, comprometiendo el poder adquisitivo de las clases trabajadores.

Los que pueden están optando por otros activos como el oro para hacer frente al pernicioso efecto de la inflación. De este modo, las ventas de las monedas de oro American Eagle han alcanzado en 2021 su nivel más alto desde hace una década.


La venta de onzas de oro se dispara en EEUU


Las ventas han superado de largo las 1.200.000 onzas su cifra más alta desde 2009, cuando se vendieron 1.435.000 onzas, según datos de la Casa de la Moneda de Estados Unidos. Las ventas de oro ascendieron hasta unas 844.000 onzas en 2020. Los analistas recuerdan que los norteamericanos tienen una fuerte predisposición hacia la compra de metales preciosos como activo refugio ante fuertes crisis o un elevado repunte de los precios.


La preocupación por la inflación ha impulsado los precios del oro hasta sus máximos de los

últimos cinco meses en noviembre, aunque desde entonces ha cedido esas subidas.

"El temor surgido en los mercados financieros en torno a la nueva variante del coronavirus no parece estar teniendo un impacto especial sobre el oro", según un informe del banco alemán Commerzbank, pero cabe esperar nuevas subidas a lo largo de este nuevo año si las presiones inflacionistas siguen por el mismo camino tal y como apuntan todos los indicios.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo