Los mercados han entrado en un peligroso campo de minas

4-3-2022. Los precios del petróleo y de los cereales siguen subiendo de forma implacable, mientras Rusia intensifica su invasión de Ucrania. Y nadie espera avances significativos en la reunión de entre las delegaciones rusa y ucraniana en las negociaciones para discutir un posible alto el fuego.


Además, el índice de precios de producción de la eurozona subió un récord en febrero y un 5,2% en tasa interanual, impulsando la inflación hacia el 6%. Algo que no se veía en décadas.

La imagen macro, salvo por las cifras de paro, es aterradora en Europa. Y el riesgo de estanflación es ahora más alto que nunca, con la inflación disparada y el crecimiento atenazado por la guerra.


Así lo recogen los principales mercados europeos con retrocesos en la semana que van del 3,5% de la bolsa londinense a más del 7% de la bolsa alemana.


La Fed subirá tipos en marzo, previsiblemente 25 puntos básicos


Entre tanto ya se barrunta una próxima subida de tipos de interés en Estados Unidos. Powell tiene previsto proponer y apoyar un aumento de 25 puntos básicos en la reunión de marzo. Y “mister” Powell no es propenso a cambiar de opinión.


Al respecto, la incertidumbre no se relaciona con si la subida del precio del dinero tendrá un impacto en la economía. Se relaciona con el impacto negativo que tendrá sobre el mercado en función de la interrupción de la cadena de suministro, las presiones inflacionarias, las sanciones financieras, los niveles de confianza y los posibles ataques cibernéticos.


En función de este sesgo, a corto plazo, a cortísimo, el preocupante escenario geopolítico seguirá marcando el pulso con los precios de las materias primas disparadas y afectando cada vez más a los consumidores. En consecuencia, las bolsas estarán sujeto a la continua volatilidad de los titulares; pareciendo quizás calmado en la superficie, pero remando furiosamente debajo de él.

3 visualizaciones0 comentarios