Más inflación igual a menos renta disponible, saquen ustedes sus conclusiones

18-5-2022. Sobre el ánimo de los inversores pesa el temor a los efectos negativos que tienen y tendrán sobre la actividad económica tanto el aumento de la inflación como las esperadas subidas de tipos de interés en Estados Unidos y en Europa. En España la inflación se ha moderado desde el 9,8 hasta el 8,3 por ciento.

Algo es algo, pero no es suficiente, ni mucho menos, sobre todo porque la inflación subyacente, -la que no contabiliza ni alimentos frescos ni energía-, ha aumentado un todo un punto hasta un incómodo 4,4 por ciento. La inflación continúa “comiéndose” a grandes mordiscos los ahorros y los sueldos de los ciudadanos.


La renta disponible de los hogares españoles se reducirá este año en unos 16.700 millones de euros, según las cifras que maneja Funcas, la Fundación de las Cajas de Ahorro. Pero los analistas de Funcas no esperan estanflación, ya que creen que la economía española no entrará en crecimiento negativo en ninguno de los trimestres de este año. Para curarse en salud, el dinero huye de los activos de mayor riesgo y busca refugio en la deuda pública y en el dólar.


Compra selectiva en renta variable


Los analistas de Berstein creen que puede ser buen momento para realizar una toma de posiciones selectiva en el mercado de acciones. Consideran que el sentimiento del mercado se ha enturbiado en exceso, por lo que puede ser buen momento para realizar compras tácticas de cara a las próximas cuatro semanas. Falta por saber si los ahorradores particulares y los inversores profesionales tienen cuerpo para lanzarse a esa aventura.


Según una encuesta realizada por JP Morgan Asset Mangement, la confianza de los inversores españoles se ha hundido a finales de marzo hasta una lectura de menos 3,7 puntos, que es su nivel más bajo de los dos últimos años. La invasión de Ucrania ha dado al traste con un año de constantes mejoras en este indicador. El nivel actual de pesimismo es parecido al que se alcanzó en plena pandemia de coronavirus. De hecho, según esta encuesta de JP, actualmente el 60 por ciento de los inversores es pesimista.


Además, no hace mucho la Airef, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, ha recortado dos puntos su estimación de crecimiento del PIB, hasta el 4,3 por ciento en el año en curso. Espera, además, una inflación media del 6,2 por ciento este año.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, ha advertido sobre la pérdida de fuerza de la economía de la zona euro como consecuencia del aumento de la inflación y de las peores perspectivas que se abren para el sector manufacturero.


Paralelamente, los analistas de la aseguradora Mapfre han rebajado en 1,3 puntos su previsión para el crecimiento de la economía española en el año en curso, hasta el 4,2 por ciento. Para el próximo ejercicio Mapfre espera un aumento del PIB del 3 por ciento, frente al 4,3 que estimaba anteriormente.

2 visualizaciones0 comentarios