• EA

Millón y medio de personas olvidadas por la alta digitalización de la banca

Ante los riesgos de exclusión bancaria que conlleva la digitalización, los grandes bancos aseguran que les ocupa y le preocupa porque al fin y al cabo son sus clientes y quieren estar con ellos y ayudarles. Entre los numerosos problemas destacan las dificultades de las personas mayores para adaptarse a las nuevas tecnologías, pero también existe un problema de desigualdad social de personas que no tienen la capacidad económica para acceder a Internet o simplemente por falta de cobertura. Este último perjudica enormemente al mundo rural y a la que se conoce como la España vaciada.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio sobre la exclusión financiera en el mundo rural cuya principal conclusión es que en España alrededor de 1,4 millones de personas se encuentran en grave riesgo de exclusión financiera al no poder acceder por diferentes razones a los servicios bancarios.


La encuesta de la OCU pone en evidencia el problema de la España vaciada


Una encuesta realizada entre algo más de 2.000 personas de municipios de 5.000 habitantes, con la financiación del Ministerio de Consumo, se ha podido realizar la encuesta a 2.007 individuos de municipios de menos de 5.000 habitantes.


El estudio revela que en la población mayor de 65 años y residente en municipios de menos de 5.000 habitantes confluyen los factores de riesgo de exclusión financiera, como son la ausencia de oficinas bancarias o la falta de capacidades y destrezas digitales para operar en cajeros o por internet. En España cerca de un millón y medio personas reúnen estas características.


Esta falta de oficinas provoca serios inconvenientes a los vecinos que se ven obligados a desplazarse 10,6 km de media o pagar más comisiones para acceder al efectivo. Para evitar situaciones de este tipo, CaixaBank, por ejemplo, se ha comprometido a no cerrar ninguna sucursal donde sea la única de la población correspondiente.


La OCU declara tras los resultados del estudio que el 40% de los mayores reconoce que la falta de conocimiento o destrezas es el principal motivo por el que no se usa. A esto le sigue la falta de confianza en la seguridad.


Con el fin de evitar la exclusión financiera, la OCU expone unas recomendaciones resultado de las conclusiones obtenidas tras el estudio realizado. Entre otras, mantener una infraestructura física viable que incluya servicios bancarios esenciales, el desarrollo de tecnologías inclusivas, mejorar la protección y seguridad de los mayores y proporcionar programas de alfabetización digital y financiera.

0 visualizaciones0 comentarios