Nike y Alibaba dos valores con alto potencial ante la recuperación de China

17-6-2022, Antes se decía que cada vez que la economía norteamericana se resfriaba el resto del mundo cogía la gripe. Pero es que ahora, además, en una economía globalizada cuando una mariposa se posa en una flor en China el resto del mundo retumba. En este escenario, tanto que las bolsas norteamericanas como la china hayan entrado en fase bajista está sacudiendo a medio mundo.

En especial, preocupa la tendencia bajista desde el pasado mes de febrero de los mercados financieros del gigante asiático como consecuencia de factores como la presión regulatoria sobre los valores tecnológicos, el ajuste del sector inmobiliario, la desaceleración de la economía y, más recientemente los confinamientos por la nueva ola de la covid.


Eso está generando un movimiento en cadena que está arrastrando no solo a las empresas chinas, sino también al resto de compañías europeas o estadounidenses cuyo crecimiento a largo plazo está ligado en buena medida al de la economía del gigante asiático.


No obstante, los expertos de Self Bank se muestran convencidos de que se empiezan a observar determinados síntomas de recuperación a corto plazo de la segunda mayor economía mundial y de sus mercados financieros.


Entre estos factores, la firma destaca la reducción gradual de los confinamientos por la pandemia. Eso se traducirá en una inmediata mejoría del sentimiento de los inversores.

El Gobierno chino, en segundo lugar, ha enviado señales de que el proceso de cambios regulatorios, que ha afectado a compañías de diversos sectores, estarían finalizados. Entre otras, el regulador estaría estudiando de nuevo la aprobación de la OPV de Ant Group, la Fintech de Alibaba cuya suspensión estuvo en el origen de la represión regulatoria.


Por último, la corrección desde febrero de más de un 30% en el índice de la bolsa china y superior al 50% en muchos valores tecnológicos deja unas valoraciones muy atractivas que pueden empezar a atraer la inversión.


Con estos argumentos sobre la mesa, el equipo de renta variable de Self Bank habría seleccionada un puñado de valores con un altísimo potencial. En concreto, destacan dos compañías con una elevada exposición a China que se han visto perjudicadas en los últimos meses y que podrían rebotar en el contexto de una recuperación a corto plazo de la bolsa china.


Nike y Alibaba, valoraciones atractivas


La primera de ellas sería Nike, multinacional estadounidense dedicada al diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de equipamiento deportivo que es uno de los mayores proveedores de este material del mundo.


Destaca la exposición a economías emergentes, con una creciente presencia en China, de la que suponen ya el 20% de sus ingresos.


Entre los aspectos a valorar subrayan la estrategia de digitalización puesta en marcha por nuevo CEO, basada en una mayor penetración digital para 2025, del 40%, frente al 30% actual. Esto hará previsiblemente aumentar los márgenes brutos y generación de caja.


En 2012 el 12% de las ventas provenían de China. En 2021 ese porcentaje fue de un 21%. El mercado asiático es una importante fuente de ingresos para la marca, a pesar de que el gigante del deporte no ha cumplido con las expectativas que se habían marcado en Estados Unidos.


Adicionalmente, el management aprovechó la oportunidad mientras las tiendas estaban cerradas para centrarse más intensamente en su negocio de comercio electrónico y acelerar su estrategia de "directo al consumidor" o "DTC". El CEO John Donahoe, un ejecutivo experimentado de Silicon Valley, claramente ha aportado una visión digital renovada, que la compañía pretende aprovechar al máximo.


La segunda gran opción sería Alibaba, un conglomerado chino cuyo negocio se divide en cuatro segmentos comercio electrónico, computación en la nube, medios digitales y entretenimiento e innovación.


Entre sus ventajas resalta el efecto red gracias a la creación de un ecosistema donde el usuario pasa de un producto o servicio a otro utilizando siempre segmentos de Alibaba. Eso le permite tener una notable ventaja competitiva en la Nube con un liderazgo indiscutible en China con una cuota de mercado cercana al 40%, aunque muy lejos a nivel mundial (5%) de Amazon (32%), Microsoft (20%) y Google (9%). Si bien se espera una mayor cuota de mercado global si la potencia asiática mantiene su ritmo de crecimiento


La reapertura de China supone una oportunidad adicional. La parte del ecommerce representa casi la totalidad de las ventas del grupo y podría clasificarse en dos: nacional e internacional. A su vez, prácticamente el 80% de su facturación viene de China, con marcas tan importantes como Taobao o Sun Art. Por lo tanto, Alibaba se posiciona como el principal player en este país.


Por último, en Self Bank se han fijado en su atractiva valoración. En un escenario favorable, si asumimos crecimientos del 15%, unos márgenes ebitda del 17% y un múltiplo de 15x, llegaría en 2023 a un valor intrínseco una vez sumada su caja neta de 360.000 millones de dólares, del orden de un 40% por encima de su capitalización de mercado actual.

1 visualización0 comentarios