Petróleo caro y dólar caro, mala combinación

8-6-2022. En estos días coincide un repunte en el precio del petróleo con un debilitamiento del euro frente al dólar. La factura energética por tanto se encarece por estas dos vías simultáneamente. Por el encarecimiento de la materia prima y por la subida del dólar frente al euro.



El petróleo y el gas se pagan en dólares en los mercados internacionales El petróleo vuelve a superar los 120 dólares, mientras el euro cotiza a 1,07 dólares, que es uno de sus niveles más bajos desde el año 2017. Cotizaba por encima de 1,20 dólares hace tan solo un año. Y hace un año el petróleo se pagaba a 70 dólares.


La primera derivada es una nueva subida de los carburantes. El precio medio de la gasolina sin plomo de 95 octanos supera los dos euros, que es un nuevo récord. El diésel está todavía algo por debajo de su máximos, con un precio medio de 1,88 euros por litro. Cuando el Gobierno aprobó el 1 de abril la ayuda de 20 céntimos por litro, el precio de la gasolina era de 1,82 euros y de 1,85 el gasoil.


La moneda común, aunque ha repuntado en los últimos días, se dirige de cabeza hacia la paridad con el “billete verde” de EEUU. La debilidad del euro frente al dólar se debe fundamentalmente a que la economía estadounidense se va a resentir menos que europea por los efectos de la guerra de Ucrania y a que los tipos de interés van a subir con mayor rapidez que en Europa.


La economía de Ucrania se contraerá un 30 por ciento este año por la guerra. La de Rusia caerá un 10 por ciento, según estimaciones del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.


Reserva Federal versus Banco Central Europeo


La Reserva Federal va a apretar el paso con decisión, mientras el BCE administrará con cuentagotas las subidas de tipos a lo largo del año. El dólar se ha encarecido un 7 por ciento en lo que va de año. La pérdida de fuelle del euro perjudica además a las empresas importadoras y a cuantos ciudadanos quieran viajar o realizar compras fuera de Europa.


Sin embargo, beneficia a las compañías exportadoras. Sus productos y servicios resultan más baratos para los consumidores de fuera de la zona euro.


La OPEP ha acordado la semana pasada aumentar su producción en 648.000 barriles por día en julio y agosto. Además, ha autorizado a Iraq a aumentar progresivamente su producción de crudo hasta alcanzar los 4,5 millones de barriles por día a la vuelta de tres meses, frente a los 4,3 millones que produce actualmente.


El mercado confía en que se alcance un acuerdo nuclear con Irán. Se levantarán pronto las sanciones y el país de los ayatolás podrá poner en el mercado más de un millón de barriles diarios. Algunos observadores creen que Irán podría exportar entre un millón y millón y medio de barriles por día, lo que sería un alivio en un mercado tan tenso como el actual.

2 visualizaciones0 comentarios