Reserva Federal, Banco de Inglaterra, paro de EEUU. Mayo arranca con fuerza

2-5-2022. Los mercados siguen muy preocupados por la guerra de Ucrania, que se agudiza casi cada día y que cada vez parece más lejos de terminar. Se han recrudecido los ataques rusos y se han congelado las conversaciones entre Kiev y Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, dice haber abandonado las esperanzas de un acuerdo negociado con Ucrania para terminar con el conflicto por la vía diplomática.


En consecuencia, continúa alta la tensión geopolítica y la crispación energética. El precio del gas sigue disparado en los mercados internacionales, aunque poco a poco el mercado gasista empieza a tranquilizarse. El petróleo se mantiene en torno a los 106 dólares por cada barril de crudo Del Mar del Norte. Muy lejos de los 140 que rozó a comienzos de marzo, pero por encima de los menos de cien de hace una semana.

Pero, pese a todo, hay un rayito de esperanza. Y es que los observadores dicen que Rusia tiene prisa por mostrar algo parecido a una victoria en la conmemoración de la victoria de los aliados sobre los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, que se celebrará el 9 de mayo. Sin embargo, los estrategas de Estados Unidos, mucho más pesimistas, consideran probable que la guerra se extienda de una u otra forma a lo largo de lo que queda de año.


Subida de tipos interés de 50 puntos básicos por parte de la Fed

La reunión que celebrará el miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos brilla con luz propia en la agenda financiera de la semana. El mercado da por hecho que elevará el precio del dinero en medio punto, pero no se descarta una subida de tres cuarto de punto. A la fuerza ahorcan, porque la inflación en Estados Unidos ha alcanzado ya el 8 y medio por ciento, lo que ha obligado al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, a endurecer su discurso. Se esperan subidas sucesivas de tipos en EEUU a lo largo de lo que queda de año y parte del siguiente.

El jueves los mercados prestarán atención al consejo del Banco de Inglaterra. En este caso se espera que eleve de nuevo el precio del dinero, que puede alcanzar el 1 por ciento. Se espera también que en breve comience a vender bonos para reducir su balance.

Los inversores no olvidan otra de las grandes referencias de la semana. Llegará el viernes con la publicación de los datos de paro de Estados Unidos. Los expertos esperan que se mantenga en el 3,6 por ciento. La economía del país podría haber creado en torno a 400.000 empleos no agrícolas en abril, frente a los 431.000 del mes anterior.

Paralelamente, avanza la temporada de presentación de resultados empresariales. Esta semana rinden cuentas, entre otros, Unicaja Banco, laboratorios Grifols, Airbus, Siemens Gamesa, Arcelor Mittal, Ferrovial o Fluidra.

El Tesoro tiene previstas dos subastas de deuda en esta semana. Mañana colocará letras a seis y doce meses y el jueves bonos y obligaciones. La rentabilidad de las letras es negativa, menos 0,55 y menos 0,28 por ciento, respectivamente. El Tesoro cobra a los inversores que colocan su dinero en estos títulos a estos plazos.

5 visualizaciones0 comentarios