• EA

Rusia se enfrenta a una situación crítica ante un posible quiebra histórica

16-3-2022. La intención de Rusia de pagar los cupones de eurobonos en moneda local, en rublos, supone un claro incumplimiento de los compromisos financieros del país, ha señalado en un informe la agencia de calificación de riesgos Fitch.

"El pago en moneda local de los cupones de eurobonos en dólares estadounidenses de Rusia con vencimiento el 16 de marzo, si ocurriera, constituiría un incumplimiento soberano, al vencimiento del período de gracia de 30 días".

Esta decisión supondría de inmediato la rebaja de la calificación de Fitch realizada el 8 de marzo sobre el Incumplimiento del Emisor en Moneda Extranjera a Largo Plazo (LT FC IDR), que se situaba en 'C', "lo que indica que ha comenzado un incumplimiento o un proceso similar al incumplimiento". De esta forma, se recortaría hasta 'D' y la IDR de LT FC se reduciría a 'incumplimiento restringido' si los pagos de cupón no se realizan en dólares estadounidenses.

De manera similar, la calificación en moneda local a largo plazo de Rusia de 'C' es consistente con la falta de crédito a los inversionistas no residentes con los cupones de las obligaciones de préstamos federales (OFZ, por sus siglas en inglés) en rublos que vencían el 2 de marzo, señala el informe.

Desde la agencia entienden que el Ministerio de Finanzas ruso realizó estos pagos de los cupones de 2024 al Depósito Nacional de Pagos, pero no se completaron las transacciones a los inversores extranjeros debido a las restricciones del Banco Central de Rusia. "Esto constituirá un incumplimiento si no se subsana dentro de los 30 días siguientes a la fecha de vencimiento de los pagos", explican.

Fitch dice estar aplicando este período de gracia de 30 días a pesar de la ausencia de documentación OFZ que confirme los detalles.

Rusia se sitúa así al borde del impago de su deuda internacional fruto del impacto de las sanciones impuestas en estas últimas semanas por los países occidentales. El país debe afrontar un vencimiento de algo más de 100 millones de euros en intereses de dos bonos soberanos denominados en dólares que había vendido en 2013.

Una situación calificada como histórica por los analistas, pues solo tuvo que enfrentarse a un 'default' de las mismas proporciones tras la revolución bolchevique.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo