Vender bonos públicos y comprar acciones de bancos, esa es la estrategia correcta en estos momentos?

9-2-2022. En el mercado de deuda continúa elevándose la rentabilidad de los bonos. Los de Estados Unidos a diez años han alcanzado ya el 1,95 por ciento, cuando terminaron 2021 en el 1,55 por ciento. Las obligaciones españolas al mismo plazo rinden hoy un 1,10 por ciento, frente al 0,56 por ciento de hace poco más de un mes.


La rentabilidad del “bund” alemán ha saltado del menos 0,20 por ciento del cierre del año pasado, hasta el más 0,25 por ciento de hoy. Los bonos alemanes de referencia han pasado dos años y medio con rentabilidad negativa. El Tesoro alemán cobra a los inversores e instituciones que colocan su dinero en estos títulos.



Las manos fuertes están deshaciendo parte de su cartera de bonos, mientras los grandes bancos centrales, al menos los de Estados Unidos, Reino Unido y la zona euro, ya han reducido sus compras de estos títulos con vistas a eliminarlas por completo en un plazo muy breve.


La presidenta del BCE, Christine Lagarde, matizó a principios de semana ante la comisión de economía del Parlamento Europeo sus propias palabras que lanzó la semana pasada, en las que dejaba entrever que el precio del dinero podría subir antes de que termine el año.


Lagarde reafirmó que el BCE puede usar todo el arsenal de medidas que tenga a mano para evitar la escalada de las primas de riesgo. Pero añadió que han crecido las posibilidades de que la inflación se estabilice pronto en la zona euro en torno al objetivo del 2 por ciento. Y remachó que no subirá el precio del dinero antes de que haya finalizado el programa de compra de activos.


La banca agradece el repunte del euríbor


Pese a ello, los analistas, algunos analistas, por lo menos, aconsejan deshacer posiciones en prácticamente todos los bonos del mundo, en especial en aquellos que se verán afectados por subidas de tipos de interés en el futuro inmediato o próximo. La Reserva Federal, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra ya han dejado bastante clara su posición y sus movimientos futuros. La estrategia pasa por subir tipos, cada uno a su ritmo y dejar de comprar deuda.


En las últimas semanas se han animado en Bolsa las acciones de casi todos los bancos, en especial CaixaBank y Sabadell, que son los que más se pueden beneficiar cuando el Banco Central Europeo comience a subir el precio del dinero. Antes o después los tipos de interés abandonarán el cero por ciento, para introducirse en terreno positivo. Sin prisas pero sin pausas. Y las entidades financieras lo agradecen, ya que mejorarán sus márgenes, su salud financiera y sus beneficios.


En lo poco que va de año CaixaBank ha subido un 37 por ciento y más de un 50 por ciento el Sabadell. Bankinter ha mejorado un 28 por ciento. BBVA ha sumado un 12 por ciento y, un 14 por ciento se ha revalorizado el Santander. Entre los más pequeños, un 23 por ciento han subido los títulos de Unicaja. Y todavía, según los analistas, no han tocado techo.

3 visualizaciones0 comentarios